Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
sábado, 18 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Conocerse a si mismo

La mente

Nuestra mente es un universo complejo

Autoconciencia

“Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”. – Aldous Huxley (Escritor y filósofo inglés).

  

Daniel Goleman, autor de La inteligencia emocional (1996) plantea el concepto de “conciencia de uno mismo” a la que describe como “…una atención progresiva a los propios estados internos”, es decir, un proceso en el que la mente observa la experiencia de la propia mente, incluyendo las emociones.

El yo es un ser complejo integrado por un cuerpo físico y por conocimientos, emociones, sentimientos, principios, creencias y percepciones. Adicionalmente, está rodeado de semejantes y de un entorno físico ambiental. Como inteligentemente definió el filósofo José Ortega y Gasset, “Yo soy yo y mis circunstancias”. Éstas, como todos sabemos, contribuyen a determinar nuestro comportamiento.

Alguna vez hemos oído a alguien decir “No se cómo reaccionaría frente a una asalto con arma de fuego para robarme”. Es cierto. Pensamos que nos conocemos bien y que podemos imaginar lo que haríamos en cualquier situación, pero generalmente no es verdad.

Muchas emociones son inconscientes. Las reacciones pueden ocurrir antes de que tomemos conciencia de nuestra percepción objetiva ante una situación extrema.

 

La autoevaluación

Al igual que en cualquier esfuerzo para lograr un propósito importante, para asumir la gerencia de uno mismo se comienza por determinar claramente la posición de la que se parte. Puesto que el sujeto del proyecto se trata de uno mismo, se empieza por la evaluación del yo.

La autoevaluación (o como algunos dicen, auto-indagación) tiene por objetivo, de acuerdo con Peter Drucker (2005), identificar cuáles son mis fortalezas, cómo me desempeño, cuáles son mis valores, a qué y dónde pertenezco, y en qué debo contribuir. No es una tarea fácil.  

El mismo Drucker propone un método cuyo origen se remonta a la edad media y que, en lenguaje moderno, se denomina análisis de feedback. Sus dos ejes principales consisten en (1) llevar records de lo que se hace para, cada cierto tiempo, analizar los resultados y (2) concentrarse en los logros, el desempeño.

Este método deberá, después de un breve tiempo (unos meses, un año o dos) identificar nuestras fortalezas. El análisis mostrará qué está haciendo o dejando de hacer que limita los resultados positivos de aplicar sus fortalezas. Señalará dónde tiene un déficit de competencias y le permitirá ver dónde no posee fortalezas y, por tanto, no puede desempeñarse exitosamente.

Del análisis de feedback se pueden derivar varias implicaciones, tales como identificar las causas de una posible deficiencia que puede ser causada por falta de competencias técnicas o por fallas en las relaciones, con detalles que pueden ser tan elementales como la falta de buenos modales, lo que produce fricciones personales.

Una de las cosas más difíciles que hay es lograr una autoevaluación objetiva. La habilidad para practicar la introspección no está muy difundida. Por eso, la aproximación basada en el desempeño, los logros, permite mayor objetividad.

Muchas personas enfatizan sus debilidades o limitaciones mientras que no valorizan sus cualidades o fortalezas. Se comparan con los demás y se sienten inferiores. Otras, por el contrario, tienden a exagerar su propia importancia y se sienten minusvalorados; perciben que los demás no los tienen en la estima que se merecen y que la organización donde trabaja no le dan las oportunidades que le corresponden.

Para efectuar una autoevaluación pueden seguirse los pasos siguientes:

1. Diagnóstico del concepto que tenemos de nosotros mismos

Escribir en forma de frases separadas: qué imagen tenemos de nuestro aspecto físico y de la percepción que de nosotros tienen los demás; cómo percibimos nuestra aceptación social, nuestro desempeño en sociedad; qué grado de confianza tenemos en nuestras habilidades intelectuales.

También escribir: Qué percepción tenemos de nuestro modo de ver la vida; cómo nos evaluamos en cuanto a nuestro carácter; cómo describimos nuestras reacciones emocionales y cómo vemos nuestra eficiencia en lo que hacemos.  En la lista resultante identificar cuáles aspectos son positivos y cuáles negativos. El balance nos dirá mucho de nosotros mismos.

2. Lista de atributos positivos

Resumir todas las cualidades positivas identificadas en el diagnóstico, evaluarlas cuidadosamente y ajustar lo que sea necesario. Escoger algunas personas, actuales o de ficción, a las que admiremos y cuyas cualidades se conozcan. Resumir los atributos que los caracterizan para verificar en que coincidimos con ellos. Muchas veces se descubre que las admiramos porque coincidimos en algunas cualidades que compartimos.

3. Lista de áreas débiles 

En esta lista se escriben todas las calificaciones negativas identificadas en el diagnóstico. Estos aspectos débiles deben ser definidos de la forma más precisa posible, realista y sin exagerar ni generalizar. Tampoco se deben producir expresiones auto-descalificadoras, tales como “soy un mediocre como profesional” o “no sirvo para nada”. Mejor es: “tengo dificultades para llevarme bien con los jefes” o “no me siento seguro en medio de gente culta”.

4. Autodescripción     

A partir del trabajo realizado en la identificación de cualidades y debilidades, se puede hacer ahora una descripción de uno mismo con cierto grado de objetividad. Este resultado de la autoevaluación es el punto de partida para consolidar y desarrollar las fortalezas, fortalecer las áreas que lo necesiten y superar los aspectos negativos de nuestra personalidad.

Es importante conservar esa autoevaluación para revisarla cada año y ver cuánto hemos cambiado.

_______________________________________________________________

Ayuda para autoevaluación

A continuación se ofrece una lista de habilidades, atributos o destrezas que sirven para  definir a una persona:

 Analítica

 Asertiva

 Articulada

 Cooperadora

 Confiable

 Creativa

 Compasiva

 Decidida

 Disciplinada

 

 Discreta

 Eficiente

 Entusiasta

 Flexible

 Estudiosa

 Honesta

 Imaginativa

 Ingeniosa

 Leal

 

  Ordenada

  Paciente

  Perseverante

  Persistente

  Puntual

  Simpática

  Serena

  Solidaria

  Tolerante

 

 

Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)