Afecto y cariño

En las dos próximas lecciones se describen una serie de medidas para que las estrategias que se lleven a cabo tengan un cambio eficaz y duradero en el niño.

La primera de ellas es tratar al pequeño con afecto y cariño, no sirve solo para que los padres tengan claro todo lo que quieren a sus hijos, también es importante que ellos sean consciente de ello. Por tanto es fundamental que los padres con sus hijos tengan una relación afectiva a cualquier edad, y que ésta sea una sólida base educativa.

El trato afectuoso se da en las siguientes situaciones:

  • A través de afectuosos gestos, como abrazos, caricias y besos, siempre adaptándolos a la edad y sensibilidad del niño.
  • Mostrarles atención e interés en sus cosas, por ejemplo, escuchar si tiene que contarnos algo.
  • Elogiar las conductas adecuadas y valorar el buen comportamiento es básico, de esta forma sabe cuál es la manera correcta de comportarse y que no tiene que portarse mal para obtener nuestra atención.
  • Es muy importante transmitir al niño seguridad afectiva, de esta manera el menor sabrá que sus padres le querrán siempre. Para ello nunca se debe de amenazar con abandonarlos.
  • Es conveniente ser delicado, detallista y que el niño sepa que hacemos cosas pensado en ellos, las llamadas sorpresas agradables.
  • Y para terminar, no debemos dedicarles el tiempo que nos sobra, sino el necesario.

afecto

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame