Primeros Pasos

Sueño nocturno insuficiente, de baja calidad; estado y sensación de cansancio general a lo largo del día, mayores niveles de ansiedad, vaivenes en el humor (tristeza, desánimo, alegría, angustia, malhumor); molestias corporales (dolor de cabeza, contractura musculares, sensación de falta de aire u opresión en el pecho).

Como se dijo, esta sintomatología corresponde -de ordinario- a algunos trastornos provocados por el estrés, comunes a todos los afectados.

 

En este marco ¿Cómo dar los primeros pasos para diseñar un plan terapéutico adecuado para cada persona?

Sobre esto, conviene atender a un criterio sencillo para ir abordando los distintos aspectos: “De lo urgente a lo preventivo”.

Aquí, ‘lo urgente’ es lo primero que se debe intentar corregir; es lo que no puede quedar sin una respuesta terapéutica, ya que es la ‘condición de posibilidad’ que permite luego dar un paso más en el control del estrés.

Por otra parte, ‘lo preventivo’ es lo segundo que se debe abordar, aunque a veces y excepcionalmente, ‘no de un modo consecutivo sino en forma paralela’ a ‘lo urgente’, a fin de evitar, por ejemplo, que un síntoma secundario se potencie y se transforme en el factor principal. Es decir, que se convierta en ‘lo urgente’.

 

Veámoslo en un ejemplo:

El listado de síntomas comunes que generalmente aparecen en una persona bajo estrés (sueño de baja calidad, cansancio generalizado, mayor ansiedad, cambios en el humor y molestias corporales) expresa -a la vez- una serie ‘ordenada’ de manifestaciones estrésicas, donde ‘lo urgente’ a tratar es el deficiente descanso nocturno; y ‘lo preventivo’ -en esta instancia- todavía debe ser determinado.

Supongamos, entonces, que una persona manifestó en el primer encuentro que hace tiempo que ‘duerme mal’, que ‘se siente cansada’ desde el momento mismo que se despierta; y que ‘le duele’ todo el cuerpo, especialmente los músculos de la parte baja del cuello y de los hombros, haciendo alusión (tal vez sin saberlo) a posibles contracturas del músculo trapecio, por ejemplo.

 

¿Cómo diseñar la sesión?

Recordemos, por empezar, la dinámica del sueño.

Como ya se explicó en lecciones anteriores (y en las notas referenciales 45-47) al dormir, el sueño se convierte en un reparador natural del desgaste global presente en cada jornada que sufre cualquier persona, eliminando o disminuyendo el cansancio acumulado a lo largo del día y propiciando tanto el descanso físico como el mental.

En lo concreto, esto significa que, al despertar, el individuo experimenta no sólo una renovada energía física sino que también advierte que se encuentra más estable emocionalmente, de buen humor y prácticamente sin nervios.

Por contraste, la persona que no ha dormido bien durante el tiempo mínimo y necesario requerido por ella, padecerá algunos o varios de los efectos negativos propios de la falta de sueño: cansancio, confusión, depresión, irritabilidad, apatía, o un aumento notable del estado nervioso.

Y varios de estos efectos negativos del ‘mal dormir’ (como el estado nervioso), somatizarán en el cuerpo de la persona, produciéndole -por ejemplo- dolores musculares.

Así pues, en el ejemplo propuesto, el Facilitador deberá intentar dar una respuesta y en la misma sesión a los dos trastornos: ayudar a corregir el deficitario sueño nocturno del paciente; y, a la vez, aliviarlo de las contracturas musculares. Aquí conviene recordar la lección referida a ‘La dimensión Estresante del Dolor’.

Sobre lo primero (sueño nocturno deficiente), el Facilitador puede, por ejemplo:

  • Sugerirle que un clínico le indique un medicamento que le ayude a conciliar el sueño.
  • Proponerle que prepare (en su casa) la infusión para disminuir los niveles nerviosos (cuyos detalles ya se han explicado en el PDF respectivo, en la lección ‘Preparación del Material Didáctico Saludable a utilizar’).
  • Sugerirle alguna actividad física diaria (como las caminatas placenteras o el gimnasio).
  • Utilizar el ‘Sonido Saludable’ completo sobre el ‘Trastorno del Sueño’ que figura al final de la presente.

 

Si se inclinara por esto último (sumamente recomendable), el procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Tras descargar de Aula Fácil el sonido en cuestión, cargarlo luego en el celular de la persona, en un Pen drive o en un reproductor de MP3.
  2. Indicar al paciente que lo escuche todas las noches, en su propia cama y con la luz apagada (durante al menos dos semanas), justo cuando ya se dispone a dormir.
  3. Recomendarle que -previamente ajuste el volumen a su gusto- según el modo en que lo escuchará: si por altavoz, o con auriculares. Según la experiencia, es preferible que lo escuche por el altavoz, pero asegurándose siempre y en cualquier caso que, acabado el sonido, no continúe otro distinto, como por ejemplo, las canciones que la persona ya pueda tener en su celular o reproductor.

 

Sobre lo segundo (aliviar a la persona de las contracturas y dolores musculares), conviene atender –nuevamente- a lo dicho en la lección sobre ‘La dimensión Estresante del Dolor’.

Sin embargo, en esa misma sesión y una vez finalizado el diálogo, conviene que la persona escuche (en el tercer sillón) el sonido destinado a provocar una “Relajación General de la persona”, según se dijo en la lección sobre la ‘Preparación del Material Didáctico Saludable a utilizar’.

Como sea, en el siguiente encuentro, se deberán evaluar ambos aspectos pero, también, el progreso (o no) general del paciente, recordando siempre que ‘el mal dormir, unido al dolor’ tendrán múltiples consecuencias negativas para la salud; y ‘constituyen una traba determinante’ para avanzar en otros aspectos durante el proceso para Control del Estrés.

TRASTORNO DEL SUEÑO - 14m
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

WALTER EDGARDO ECKART

Estudios de Teología y Filosofía. Escritor. Facilitador para el Control del Estrés

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame