Reglas del Juego

Hasta en los juegos de los niños: encantados, canicas, escondidas, balero, trompo, vídeo juegos, etc., los pequeños ponen sus reglas para evitar que haya anarquía (sin dirigencia o reglas) y que cada quien haga lo que se le pegue la gana.

Es por ello que en todo negocio o empresa debe de existir un reglamento que se defina como la colección ordenada de reglas o preceptos y al cual todos los integrantes deben de acatar mientras sean empleados o trabajadores de dicho negocio.

Recuerde que «en arca abierta, hasta el más justo peca»; o «todo está permitido, sino está prohibido»; o «cada quien llega, hasta donde le dejan llegar»; o «más vale pedir perdón, que pedir permiso»; o «el que calla, otorga», etc.

Si aún no tiene un reglamento interno de trabajo, urge que implemente uno a la brevedad; que se los de por escrito a sus empleados y que, en una copia fechada, le firmen de enterados.

Recuerde que el principio de la libertad es el cumplimiento de las normas y leyes.

 

Colofón de este capítulo: La fuerza es la ley de las bestias, y el derecho es la ley de los hombres.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Reynaldo Andres Serrano Becerril

Profesor de Mercadotecnia, ventas y atención y servicio al cliente en Universidad Anáhuac 1985-2010

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame