Otras Lesiones

  • Codo de tenista: epicondilitis o dolor propio del tendón o parte lateral cercana al codo. El sobreuso o mala ejecución de movimientos de esta articulación, así como de la muñeca, puede producir inflamación en estos tejidos e incluso desgarros. Puede ser crónico y producir inestabilidad e imprecisión en el agarre.

Tratamiento para esta lesión:

  • Método RICE.
  • Antiinflamatorios y analgésicos.
  • Tratamiento con profesionales.
  • Métodos ortopédicos: cincha.
  • Intervención quirúrgica.
  • Hombro de nadador: dolor, laxitud e inestabilidad en el hombro, producido por movimientos exagerados y repetidos en esta articulación. Dentro de esta sintomatología se engloba:
  • Tendinitis.
  • Bursitis.
  • Tendinitis del manguito de los rotadores.

Tratamiento para esta lesión:

  • Método RICE
  • Antiinflamatorios y analgésicos
  • Tratamiento con profesionales
  • Intervención quirúrgica
  • Periostitis tibial: el periostio es una membrana que recubre el hueso. Su inflamación es la que produce esta lesión, y por consecuencia, dolor en la parte delantera de la tibia (espinilla). Sus causas pueden ser un mal calzado, mala técnica de carrera o incluso los cambios de terrenos o vibraciones constantes recibidas por los impactos.

Tratamiento para esta lesión:

  • Método RICE.
  • Antiinflamatorios.
  • Tratamiento con profesionales.
  • Otros.
  • Artritis y artrosis: ambas sintomatologías hacen referencia a afecciones en las articulaciones.
  • Artritis: inflamación de las estructuras que componen la articulación. Produce inflamación y rigidez, dolor e imposibilidad de movimientos.
  • Artrosis: degeneración progresiva de la articulación y algunos de sus componentes. Afecta a los individuos por avanzada edad o por sobreuso de la articulación.
  • Fascitis plantar: la fascia plantar es una capa que recubre la zona indicada como medio de amortiguación. Su inflamación por sobreuso, cambio de calzado o traumatismos severos o constantes produce dolor en la planta del pie.

Fascitis Plantar

 

Para esta lesión se recomienda:

  • Crioterapia en todo el proceso de recuperación.
  • Masajear la zona.
  • Uso de plantillas de gel o silicona.
  • No cambiar de calzado con frecuencia.
  • Usar el calzado adecuado para cada terreno.
  • Trabajar la flexibilidad de la zona.

Otra lesión asociada a ésta, es la formación de una fibrosis o pequeña calcificación en el calcáneo, llamado espolón calcáneo.

  • Luxación de hombro: se denomina luxación a la dislocación, o lesión articular de los huesos que se salen del rango de movimiento o posición normal y se separan. De esta manera, la luxación de hombro se produce cuando la cabeza del húmero se separa o se sale de la fosa glenoidea. El hombro es una articulación muy compleja, pero a la vez es de las que más se lesionan. Las causas de esta lesión suelen ser:
  • Mal movimiento.
  • Traumatismo severo.
  • Laxitud.
  • Aspectos degenerativos.
  • Aspectos ligamentosos de carácter congénito.

Tratamiento para esta lesión:

  • Recolocación por medio de profesionales.
  • Método RICE.
  • Antiinflamatorios y analgésicos.
  • Tratamiento con profesionales.
  • Intervención quirúrgica.
  • Fractura de metatarsianos: los metatarsos son unos de los huesos propios del pie. Son los encargados de soportar todo el peso corporal, así como de la marcha. Todo esto, como el estrés constante al que son sometidos en el fútbol con los incesantes golpeos, puede producir diversas fracturas. Otros aspectos influyentes en este tipo de lesiones son el calzado y sus apoyos, como es el caso de las botas de fútbol y sus tacos.

 

Esquema del pie

 

Tratamiento para esta lesión:

  • Método RICE.
  • Antiinflamatorios y analgésicos.
  • Tratamiento con profesionales.
  • Intervención quirúrgica.
  • Ozonoterapia.
  • Fractura de los huesos propios de la cara: dentro de la estructura facial, encontramos diferentes huesos que son propensos a recibir traumas en los deportes de contacto como el fútbol. Estas fracturas conllevan edema, dolor e inflamación. Entre éstos destacamos las fracturas de:
  • Fractura del arco de la órbita del ojo.
  • Tabique nasal.
  • Pómulo.
  • Maxilar.
  • Frontal.

Fractura tabique nasal

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pablo Valencia Castilla

Licenciado en Periodismo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame