Lesiones en tejidos blandos

Para que se produzca el movimiento en nuestro cuerpo son fundamentales las articulaciones. Éstas se forman, entre otros, por la unión de dos o más huesos y músculos que con su contracción generan movimiento, los cuales se insertan a los huesos o puntos de anclaje mediante tendones. Estos dos últimos son los que englobamos dentro de los llamados tejidos blandos.

 

Músculo: tejido blando compuesto por fibras cuya facultad principal es la contracción, produciendo el movimiento.

 

Tendón, Vientre y Fibra muscular

 

Los músculos pueden ser:

  • Estriados, voluntarios: son aquellos, también llamados esqueléticos, ya que son los encargados del movimiento del cuerpo, formando parte del aparato locomotor. El movimiento se genera por una contracción voluntaria. Su forma es estriada.
  • Lisos, involuntario: tienen forma lisa, sin estrías, y su contracción es involuntaria. Se encargan del movimiento y funciones de ciertos órganos.
  • Cardíaco: aunque es estriado, su movimiento es involuntario pues conforma el corazón, encargado principal de la circulación sanguínea. Posee la capacidad de producir su propia contracción.

 

Fibras: unidad fundamental del músculo y célula encargada de la contracción.

Las fibras pueden ser:

  • Rojas tipo 1, de oxidación lenta: son las encargadas de movimientos resistentes. Su contracción es lenta y resistente.
  • Rojas tipo 2, de oxidación rápida: se contrae mucho más rápida que la anterior y es más resistente.
  • Blancas, de contracción rápida: son poco resistentes, pero de gran velocidad de contracción. La aparición de fatiga es más rápida.

 

Contracción muscular: proceso muscular por el cual las fibras se acortan o relajan, produciendo el movimiento.

  • Isométrica: el músculo se tensa pero no genera movimiento.
  • Isocinéticas: las fibras se contraen y modifican su longitud generando movimiento.
  1. Concéntrica: el músculo se acorta para vencer una resistencia.
  2. Excéntrica: el músculo se alarga para vencer una resistencia.

 

Tendones: tejido conectivo fibroso que permite al músculo unirse al hueso. Transmiten el movimiento al hueso o articulación.

 

 

Lesiones más comunes:

  • DOMS: dolor muscular de aparición tardía. Aparece después de un esfuerzo y desaparece a los días.

Se recomienda:

  • Masajes.
  • Estiramientos (streching).
  • Crioterapia.
  • Ejercicios de recuperación a baja intensidad.
  • Calambre: contracción muscular involuntaria que causa agarrotamiento y dolor, así como la imposibilidad de la práctica deportiva. Esto es producido por la fatiga muscular debido a un gran esfuerzo. Se recomienda:
  • Estiramientos (streching).
  • Masajes.
  • Crioterapia.
  • Ejercicios de recuperación a baja intensidad.
  • Sobrecarga: dolor muscular debido a sobreesfuerzos. No conlleva lesión anatómica. Puede conllevar otras lesiones como las anteriormente descritas. Se recomienda:
  • Estiramientos (streching).
  • Masajes.
  • Crioterapia.
  • Ejercicios de recuperación a baja intensidad.
  • Contractura: rigidez o tensión constante del músculo de forma involuntaria, debido a la asfixia muscular. Aparece por la realización de ejercicios a intensidades muy altas o mala ejecución. Su recuperación oscila entre los 4 y 7 días. Se recomienda:
  • Estiramientos (streching).
  • Masajes.
  • Crioterapia.
  • Termoterapia.
  • Baños de contrastes.
  • Electroestimulación.
  • Vendaje neuromuscular.
  • Ejercicios de recuperación a baja intensidad.
  • Distensión o elongación: sobreestirameinto del músculo que puede conllevar otras lesiones más graves.
  • Rotura fibrilar o desgarro: es la rotura de una o varias fibras musculares debido a un esfuerzo excesivo o elongación. Produce hemorragia, con su consecuente edema, dolor e inflamación. Puede llegar a involucrar muchas fibras e inclusive el músculo entero, lo cual sería de mucha gravedad y conllevaría cirugía. Puede distinguirse:
  • Microrrotura: cuando afecta a un número bajo de fibras. Su recuperación puede ser de 10 a 15 días.
  • Rotura: involucra a muchas fibras. Se determina por los centímetros del desgarro. Conlleva entre 1 y 2 meses de recuperación, o más, dependiendo del tamaño
  • Rotura muscular: rotura total del músculo. Por un ejercicio o trauma severo.

Se recomienda:

  • Tratamiento conservador.
  • RICE.
  • Crioterapia.

Tratamiento con profesionales:

  • Método EPI.
  • Tratamiento con plasma enriquecido.
  • Tendinitis: inflamación del tendón, produciendo dolor en la zona a la que afecta. Es aconsejable:
  • Estiramientos (streching).
  • Masajes.
  • Crioterapia.
  • Métodos ortopédicos (cinchas).

Tratamiento con profesionales:

  • Método EPI.
  • Ultrasonidos.
  • Contusión: dolor producido por un trauma o agresión de un agente externo, o por condicionantes no controlables. Puede afectar al músculo al oprimirlo contra el hueso, a la fascia que recubre el músculo, etc. Conlleva inflamación.
  • Masajes.
  • Crioterapia.
  • Ejercicios de recuperación a baja intensidad.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pablo Valencia Castilla

Licenciado en Periodismo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame