Condiciones Ambientales

Si la humedad no es mantenida la crianza se retrasa, es preciso rociar agua sobre esta tantas veces como sea necesario, evitando la formación de charcos

Humedad, temperatura y vientos determinan el ritmo de vida y engorde de los caracoles.

La temperatura ideal para el desarrollo de la crianza está en la faja de 16 a 24 grados centígrados, amena, por lo tanto.

Cuando la temperatura está por debajo de de 16ºC, mas no inferior a 10ºC y mayor que 24ºC, mas no superior a 28ºC, el caracol va reduciendo el ritmo de sus actividades normales, se mueve con mayor lentitud, se alimenta menos, no se acopla y permanece más tiempo abrigado por su caparazón. Este estado es llamado de "perdida de temperatura".

En temperaturas por debajo de 10ºC y por encima de 28ºC, ocurre la "hibernación" en el primer caso y "estivación" en el segundo caso. En ambos casos, el caracol interrumpe totalmente sus actividades normales.

Pero el mejor desarrollo de la crianza, lo ideal es iniciarla en agosto, cuando las temperaturas ya no son tan bajas, así, hasta junio del año siguiente los caracoles ya habrán hecho sus tres posturas.

El tiempo de abate para el grande gris es de 135 a 165 días, y para el pequeño gris de 115 a 145 días.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame