Enfermedades y Enemigos

La crianza del caracol es muy exigente en cuanto a la higiene. Con la limpieza periódica de las cajas es casi nula la posibilidad que contraiga enfermedades. Las cajas deben ser lavadas 3 veces por semana, solo con agua (ningún producto químico debe ser usado).

Ciertos hongos pueden atacarlos, más solo si encuentran condiciones de poca higiene. Es el caso de Fusarium, un micro hongo que puede parasitar los huevos en incubación, estos adquieren una coloración café con leche o rosada, y se pierden.

Hay también una bacteria, la Pseudomona aeruginosa, que provoca una especie de parálisis al caracol. El no puede salir completamente de su caparazón, desprende un olor semejante a la fermentación y muere, no hay cura. Se debe retirar los caracoles muertos y los restos de comida.

 

Enemigos:

Hormigas, aves, ranas, sapos, serpientes y lagartos pueden atacarlos, más es muy difícil que ocurra cuando las cajas están bien cerradas.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame