Incubación

Lo ideal es controlar tres veces por semana si hay huevos en la tierra, de haberlos la tierra debe ser cuidadosamente desparramada en un recipiente playo. Los huevos son recogidos con una cuchara y depositados en vasitos plásticos un poco mayores que los de café, llenos hasta la mitad con tierra esterilizada, y con pequeños agujeros en los laterales como respiraderos. Se colocan más o menos 40 huevos en cada vasito y luego se los tapa. Estos vasitos son llevados a otra caja.

Los huevos eclosionan de 14 a 20 días luego de la postura. Si alguno no lo hace debe ser descartado, más en buenas condiciones de higiene el 100 % de los huevos eclosionan.

Las crías ya salen con su caparazón y quedan bajo la tierra de 4 a 6 días, yendo a la superficie por un túnel que el primero abre, y por donde saldrán todos los otros, proceso que lleva de 24 a 40 horas.

Cuando ya se comienzan a alimentar las crías pueden ser transferidas a una caja de engorde. También pueden ir a una caja menor de madera de 20 x 20 x 10 cm, ya con ración colocada en capas finísimas para evitar que coman mucho.

Después de 4 semanas se seleccionan los caracoles mayores que irán a juntarse a los que están en engorde. En las dos semanas siguientes se hace otra selección, si después de este período hay caracoles que no crecen como los otros pueden ser descartados.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame