Unas palabras finales...

Hoy que ustedes me permiten decir, lo que siempre tuve miedo de contar, ya sea por mi timidez o por el simple hecho de no querer sacar del armario de las cosas viejas, mis memorias que solo para mi tuvieron importancia…

 

Hoy que comparto algo de lo que he aprendido; algo de mí, y algo de otros…

Hoy que puedo chasquearme de mi pasado, vivir el presente y pensar en mi futuro, hoy puedo decir que estoy mejor que nunca… por que me permito escribir lo que pienso y responsabilizarme de cada frase ilusa, quimérica, y caprichosa, que para el descontento de muchos, no son mas que palabras….

Y para el lenitivo o alivio de otros, son más que un consuelo…

 

Mientras los muchos, con su descontento y los otros, con su lenitivo, discuten la forma de utilizar estas palabras; para mí es el resultado de los obstáculos que he tenido que tolerar todos estos años. Y de alguna manera aceptar que no me hace falta nada para estar loco, me basta con creer en mi instinto de soñador o perfecto ilusionista, para encontrar la respuesta a mis verdaderos problemas…que van mas allá de lo que ustedes podrían pensar y se encierran en el presente, que pide a gritos un mejor futuro, bajo el adeudo de mis mas íntimas emociones…

 

Nunca sabré, si estuviste de acuerdo o no, pero ya no puedo retractarme de lo que he escrito, no puedo volver la vista atrás, ni tú tampoco; por eso te pido que para encontrar la felicidad, no la busques en lo superficial de las cosas, sino en tu interior. Si fracasas, vuelve a intentarlo, no te rindas, la vida es demasiado corta, como para desperdiciarla…

 

Yo veo las estrellas en el cielo, siempre que a DIOS, se le ocurre pintar una noche con luna llena y un sin fin de ellas; aunque sé que nunca podré alcanzar una, tengo la firme convicción, de mirar tan lejos como puedo, para mantener viva la esperanza de poder tocarlas e iluminar mi camino hacia lo que quiero lograr en mi vida…

 

Mira hacia el cielo, desde donde quiera que te encuentres, mira hasta donde los ojos del alma te permitan e intenta alcanzar una estrella, esa es tu meta, es tu camino, es el éxito…

 

¡TÚ PUEDES TRIUNFAR!

Que DIOS, te bendiga.

Walter Alexander Romero.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame