Cuarta Fase: Plan de Trabajo

Dentro de una estructura normal de planear nuestro crecimiento, son fundamentales, las premisas, hasta ahora mencionadas, que deben ser desagregadas para darles contexto y alcance:

1) Buscar la felicidad, con los demás (esposa, hijos, o padres, hermanos, o amigos y grupo familiar, o bien comunidad, etc)

2) Aferrarse fuertemente a un código de valores donde imperen: la bondad, la caridad, la cordialidad, la ayuda mutua, el buen consejo, el compartir, el respeto, la confianza, y otros que se consideren intrínsecos e irrenunciables al grupo o comunidad respectiva.

3) Sustentarse en los principios de vida que se han recibido de los mayores, los estamentos educativos y sobre todo, la Iglesia: No robar, No matar, No violar, No esclavizar, No violentar, No inducir a otros al crimen, No consumir droga (sustancias sicoactivas y que generan dependencia) ni comerciar con ella; No pertenecer a pandillas, No violar la ley; No asociarse ni comerciar con grupos violentos, agresivos, depravados, y/o al margen de la ley.

4) Es también, muy importante adoptar sanos hábitos de vida, como el ejercicio físico y mental, cada semana, al menos unas tres veces, hasta tonificar el cuerpo, sin excederse.

5) Vigilar celosamente, cada día los componentes de nuestra dieta. Creámoslo o no, tenemos una obligación sagrada con nuestro cuerpo, y debe ser compromiso, el alimentarlo sanamente, consumiendo en lo posible, alimentos orgánicos, moderadamente, sin excesos: mantener nuestro peso y talla, regulados, normales, sin exageraciones. Estos y los elementos anteriores, son grandes distractores que nos roban y consumen altas dosis de energía y distraen de nuestros propósitos fundamentales; es por ello preciso, hacer las pases con nuestro organismo y mente, y cumplir fielmente los deberes para con nuestros familiares, amigos y el trabajo; ahorraremos tiempo, dinero y esfuerzos, así como estrés e incomodidades, y -seguramente, enfermedades y disfunciones-, si lo hacemos así, de una vez por todas y siempre. Son hábitos saludables y que dejan disponible nuestras capacidades y fuerzas emocional, mental y física. 

Tenemos asegurado más del 50% del éxito en nuestros propósitos, proyectos o planes, como los quieras llamar. Vas caminando en la felicidad y si tu meta trascendental es ella, pues la tienes... ya estás ahí... sólo continua... lo demás se irá dando...

 

Plan de Vida y Plan de Carrera; la primera involucra la segunda. Ésta es como una fase de aquella.

El Plan de Vida, puede o no contener un Plan de Carrera, ya que éste es cómo definir y detallar aquello a lo que nos dedicaremos, la forma como nos ganaremos la vida y/o disfrutaremos de ella.

El Plan de Vida debería contener los elementos esenciales que nos definan y guíen a lo largo de los años; en cambio, podríamos tener con el pasar del tiempo, uno o más Planes de Carrera.

Si dentro del Plan de Vida se contempla vincularse activamente con el apostolado de la Iglesia a la cual se pertenece, debe hacerse la separación del tiempo, de manera cuidadosa, para atender a esta necesidad espiritual, y quizá, como sucede en muchos casos, separase los espacios para las misiones a que se nos envíe, que normalmente son en otros países y pueden durar uno o dos meses. En otros casos contempla también los hijos, y el desplazamiento a otros sitios.

Un Plan de Vida debería, en lo posible, considerar las opciones de migrar a otros países o lugares de la geografía nacional.

Y todo esto asentado sobre una línea de tiempo en la cual se especifiquen los detalles mencionados, como presupuestos (préstamos, ayudas -becas- o financiaciones de la familia, etc) y otros recursos (mis padres se harán cargo de mis hijos, los siguientes 6 meses).

Un Plan de Carrera, hace énfasis sobre la profesión, actividades y habilidades para luego ganarnos la vida; podría ser incluso, montar un negocio, industria o comercio; asociarnos, con terceros o dentro de la familia. Si bien éste es esencial, podría cambiar, modificarse o complementarse. En cambio el plan de vida es más estable en el tiempo.

Muchas cosas podrían agregarse, pero bástenos, por ahora, esta muestra orgánica de preceptos y acciones para iniciar nuestro proceso de desarrollo.

Espero que os sea de utilidad.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame