Cómo se detecta el TDAH

Como hemos podido ver hasta aquí, el TDAH es un trastorno de origen complejo. No es posible diagnosticarlo a través de unas pruebas médicas, como por ejemplo, con una prueba de imagen o con una prueba genética. No obstante, existen evidencias de alteraciones en el volumen del cerebro, diferencias en las características morfométricas del córtex cerebral y en la difusión de las fibras de la sustancia blanca (Sun et al., 2017). Estas diferencias podrían llegar algún día a tener valor diagnóstico, pero aún no lo tienen.

Adhd brain timelapse
By National Institute of Mental Health [Public domain], via Wikimedia Commons

En esta imagen, podemos ver la diferente maduración de un cerebro con TDAH (ADHD, en inglés)(serie de arriba) frente a un cerebro normotípico (serie de abajo). El azul claro en la secuencia de TDAH, se corresponde con el mismo grosor que el violeta claro en la secuencia de desarrollo normal. Las áreas más oscuras en la parte inferior del cerebro no estarían asociadas con el TDAH.

En cuanto a las pruebas genéticas, ya hemos visto la gran cantidad de genes que podrían estar implicados. 

 

CGH array

Muchos de los padres que pasan o van a pasar por el proceso diagnóstico de un trastorno del neurodesarrollo habrán oído este término o habrán realizado esta prueba a sus hijos. Pero ¿qué es un CGH array? Esta prueba permite analizar el genoma de un individuo en busca de alteraciones genéticas. Este método se basa en la comparación entre un ADN sin alteraciones con el de un paciente. La principal limitación de esta técnica es la imposibilidad de detectar aquellas alteraciones que no supongan una ganancia o pérdida de material de genético. En el caso del TDAH, serviría no tanto para el diagnóstico como para descartar otros posibles trastornos.


Hoy en día, el diagnóstico del TDAH se basa en la evaluación de tres componentes:

  • Comportamental.
  • Educativa.
  • Médico.

 

Evaluación comportamental

Se basa en la aplicación de cuestionarios y escalas específicos que nos permiten cuantificar las características de comportamiento propios del TDAH.  Entre estos instrumentos, tenemos las Escalas de Conners o SNAP-IV, por ejemplo. Ambas son escalas pensadas para padres y/o profesores. En este enlace, se puede consultar la prueba SNAP-IV para padres.

 

Evaluación educativa

En España, el equipo de orientación educativa realiza un informe psicopedagógico, con el consentimiento de los padres. Este informe se hace llegar al pediatra, además de servir para realizar un plan de intervención personalizado para el alumno.

La evaluación consistiría en una serie de entrevistas con padres, profesores y el propio alumno, además de una observación del alumno en el aula, para poder comparar con su grupo de iguales. También se suelen aplicar distintas pruebas (pulsando el enlace, se puede ver un comentario de cada una):

  • Pruebas de capacidad intelectual. Las pruebas más usadas son las de Weschler, en sus diferentes formatos: WISC y WPSSI, en el caso de niños.
  • Entre las pruebas para evaluar el TDAH, están las mencionadas en el apartado de Evaluación comportamental.
  • Evaluación de la lecto-escritura. Por ejemplo, las escalas PROLEC para niños y adolescentes.
  • Evaluación de funciones ejecutivas y otras escalas neuropsicológicas. Una escala de evaluación de funciones ejecutivas es ENFEN.

 

Evaluación médica

El profesional que suele en primer lugar abordar esta problemática es el pediatra. Éste puede solicitar información al centro escolar. Se realiza una evaluación clínica completa para descartar cualquier problema físico: tiroides, audición, etc. Tras esta evaluación, se valora la derivación a Neuropediatría o Servicio de Salud Mental.

 

Para más información sobre el protocolo de evaluación del TDAH en España, se puede consultar: https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/protocolo-general-de-evaluacion-del-tdah.html

 

Para más información sobre el protocolo de evaluación de TDAH (ADHD) en USA, se puede consultar: https://www2.ed.gov/about/offices/list/osers/osep/products.html

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

María del Mar Alonso Hoyas

Licenciada en Psicología y Neurobiología

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame