Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
viernes, 17 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

El primer día en el Instituto

Al cabo de unos 5 minutos, el taxista me dijo que ya habíamos llegado donde quería ir, le pague y salí corriendo.

La calle Valencia es una calle muy transitada del ensanche barcelonés, el edificio donde el instituto se encontraba, aunque antiguo, se veía con “solera”. Subí las escaleras corriendo y llamé al timbre. La secretaría, Carmen, que es mujer muy maja y dispuesta siempre a ayudar, me recibió con una sonrisa y me dijo si yo era Antonio, en ese momento pensé que yo debía ser el último. Me acompañó a la habitación donde estaba el aula principal después de pasar por una especia de biblioteca pequeña.

En la sala, la doctora Caycedo, (Natalia), me dio la bienvenida y me invitó a sentarme. Yo eche un vistazo rápido a la clase y vi que estaba prácticamente llena, así que en único sitio vació que había era delante del todo, a mi lado derecho había sentado un chico y nos saludamos mutuamente, se llamaba Oscar, parecía simpático. Bueno, después de haber tomado asiento me entregaron una especie de encuesta de la salud, que era lo que todo el mundo estaba haciendo. Inmediatamente después hicimos la primera técnica de sofrología, La sofronización de base, no estuvo mal, pero yo no conseguí relajarme del todo, pues toda la situaciones nueva para mi.

Hubo algún que otro intermedio para que nos fuésemos conociendo. Bebimos zumo de naranja (mi favorito-granini), café e infusiones que Carmen preparaba con mucha delicadeza.

Éramos 18 personas, de diferentes partes de España. Conocí a Oscar que era de Sabadell. Cristina de Zaragoza, Olga de La Rioja, Belén de Palencia, Françoise, residente en Figueres, pero Belga de nacimiento. Ana Maria de Barcelona., Agustín de Barcelona etc.

El día fue trascurriendo más o menos bien, nos fuimos a comer todos juntos. Después de comer yo me sentía muy cansado y solo me faltaban la técnicas de relajación para dormirme antes. Creo que me dormí alguna vez que otra… Se empezaba a detectar en el ambiente el buen rollo que reinaría durante los dos años del primer ciclo de master. Conocimos a Koen, marido de Natalia y pronto hicimos amistad con el, ha sido también un personaje principal durante la formación.

Antes de terminar ese día aprendimos la técnica de eliminación de tensiones que voy a redactar ahora.

Nos sentamos cómodamente en una silla, la espalda apoyada en el respaldo, aflojamos aquellas prendas que dificulten la respiración correcta. Cerramos los ojos. Mantenemos una respiración libre y completa. Vamos desconectando del mundo exterior, cualquier pensamiento que venga a distraernos lo dejamos pasar y nos concentramos en nuestro mundo interior, aquí y ahora.

Empezamos con una toma de conciencia de la cabeza y la cara, primer sistema, sin tensiones, relajándose……. Aflojamos la frente e intentamos desdibujar todas las arrugas de la frente, dejándola plana, lisa, sentimos el peso de los párpados en los ojos, relax… relajación, aflojamos las mejillas, la boca, permitimos entreabrir un poco la boca para que se relajen las mandíbulas, agradable sensación, sensación de tranquilidad.

Consciencia de nuestro segundo sistema relajándose, el cuello y la nuca, aflojamos las cervicales así permitimos una correcta circulación de la sangre hacia todo nuestro cerebro, donde millones de neuronas agradecen estos momentos de paz y de tranquilidad, sensación de bienestar en todo nuestro segundo sistema, nos relajamos un poco más y más y más…….

Llegamos al tercer sistema y tomamos consciencia de este relajándose. Aflojamos los hombros, los brazos, antebrazos, manos, dedos y podemos percibir sensaciones muy agradables en las palmas de las manos, en las yemas de los dedos. Sensación muy agradable, sensación de equilibrio de tranquilidad. Permitimos que se afloje nuestro tórax y percibimos la libre circulación del aire sin obstáculos, sensación de sosiego, de tranquilidad, relax, relajación. Aflojamos la espalda de arriba abajo, desde las cervicales hasta las lumbares, sentimos como va relajándose a medida que nos hacemos conscientes de aquellas partes de las que consta nuestra espalda. Relax relajación, agradable sensación de seguridad al relajar toda la espalda. Sensación de tranquilidad. Relax….

Tomamos consciencia de nuestro cuarto sistema sin tensiones, y cada vez que vamos respirando el aire nos relajamos un poco más, agradable sensación de paz, relax, relajación cada vez que inspiramos el aire nuestro abdomen se infla como un globo y cada vez que expulsamos el aire nuestro abdomen se desinfla volviendo a su posición inicial. Relax, relajación, agradable sensación de calma. Serenidad. Una sensación agradable de bienestar inunda nuestro cuarto sistema al respirar el aire.

Consciencia de la forma del quinto sistema sin tensiones, aflojamos el bajo vientre, los glúteos, las piernas, las pantorrillas, los pies y los dedos de los pies, una sensación muy agradable recorre nuestras piernas de abajo a arriba. Sensación de bienestar, sensación de tranquilidad, y cada vez que respiramos el aire suavemente, relajamos un poco mas.

Relajamos un poco más la cabeza, los hombros, las manos y los pies. Agradable sensación, sensación de tranquilidad.

Consciencia de todo el cuerpo agradablemente relajado en la postura. Cuerpo y mente, agradablemente relajados.

Y con esta sensación tan agradable de paz y de tranquilidad, nos preparamos para la técnica de eliminación de tensiones, el sofrodesplazamiento del negativo.

Sin movernos de la postura en la que estamos, empezamos tomando consciencia de nuestra cabeza y nuestra cara, inspiramos el aire con fuerza, retenemos……, expulsión relax, relajación,

Y cada vez que expulsamos el aire, vamos eliminando todas aquellas tensiones innecesarias en nosotros, aquellas tensiones que pueden ser del día o de hace tiempo. Al expulsar el aire vamos como limpiando, expulsando todo lo que nos produce tensión……… agradable sensación de limpieza, de higiene emocional en todo mi primer sistema, cada vez que expulsamos el aire, limpiamos un poco más. Sensación de equilibrio, serenidad, sensación muy agradable de ausencia de tensiones.

Tomamos consciencia de la forma de nuestro segundo sistema, y para activar más la presencia de este en nuestra consciencia, inspiración, retención, expulsión relax, relajación y cada vez que expulsamos el aire es como si fuéramos limpiando todo aquello que hemos exprimido, al expulsar el aire vamos eliminado tensiones acumuladas en nuestro segundo sistema, tensiones que pueden ser del día o de hace tiempo. Agradable toma de consciencia de dejar partir todo aquello que es innecesario en mi aquí y ahora, todo aquello que me bloquea. Y cada vez que expulsamos el aire, soltamos un poco más.

Consciencia de la forma de nuestro tercer sistema, y para activar más la presencia de este en nuestra consciencia, separamos la espalda del respaldo de la silla, doblamos los codos, inspiramos el aire, lo retenemos, tensionamos el sistema, echando los codos hacia atrás, expulsión relax relajación,……. El cuerpo vuelve a su posición inicial y ahora, cada vez que expulsamos el aire es como si al expulsar el aire fuésemos eliminando todo aquello que hemos exprimido, relax, relajación, no vamos liberando poco a poco de aquellas sensaciones que nos son innecesarias. Agradable sensación de paz, de equilibrio vital.

Tomamos consciencia de la forma del cuarto sistema en la consciencia y para activar aun más la presencia de este en la consciencia, inspiración retención expulsión relax, relajación y cada vez que expulsamos el aire, vamos como limpiando, como liberándonos de todo aquello que hemos exprimido, al expulsar el aire, al expulsar el aire.. Agradable sensación de libertad, después de haber liberado tensiones acumuladas en el tercer sistema, tensiones que pueden ser del día o de hace tiempo. Sensación de armonía.

Tomamos consciencia de la forma de quinto sistema, y para activar más este sistema en nuestra consciencia, levantamos las piernas, inspiración, retención tensión, relax, relajación, las piernas vuelven a su posición inicial lentamente, y ahora cada vez que expulsamos el aire vamos eliminado todas aquellas tensiones que hemos ido acumulando desde hace tiempo o del mismo día. Relax, relajación cada vez que expulsamos el aire suavemente, abandonamos todo aquello que nos es innecesario. Agradable sensación.

Tomamos consciencia de todo el cuerpo en la postura, y para activar más la presencia de este en la consciencia, dejamos que nuestros glúteos resbalen un poco, ponemos las manos detrás de la nuca, echamos la cabeza hacia atrás, levantamos las piernas…… Inspiramos, retenemos, tensamos……., expulsamos, relax relajación, el cuerpo vuelve lentamente a su posición inicial, y ahora cada vez que expulsamos el aire, al expulsar el aire notamos como vamos deshaciéndonos de todo aquello que hemos exprimido…. Relax, relajación, nos desprendemos, dejamos partir todo aquello que es innecesario…….. Relax, relajación

Y con esta sensación tan agradable de bienestar y de tranquilidad, con esta sensación de paz, vamos a prepararnos para terminar la sesión, pro antes de terminar y como de costumbre, activaremos tres cualidades positivas de nuestra personalidad. Activamos, las aumento de la confianza en nosotros mismos, la buena relación entre la mente y el cuerpo, y la ilusión por un futuro positivo, lleno de valores,…… ahora sí, cuando queramos ya podemos ir movilizando los dedos de los pies, respirando varias veces, estirando los brazos, piernas, primero con suavidad y luego con un poco más de intensidad, intentando disfrutar de todos aquellos movimientos que al cuerpo le apetezca hacer, podemos incluso darnos un ligero masaje en la nuca y cuando queramos, ya podemos abrir los ojos.

(Pasamos a realizar la técnica de la Fenodescripción)

……… Una vez que terminamos esta técnica, que era la primera vez que y la practicaba, me sentí increíblemente despierto, recuperado, activo y calmado, eso era estar relajado. Estar relajado no significa estar pasivo sin hacer nada, al contrario significa estar haciendo cosas con calma. A alguien le escuché decir una vez que el estado óptimo era estar activamente calmado. Y esto es lo que pude comprobar al acabar la técnica. Me sentía muy, muy bien y muy contento, después de haber abandonado, en aquellos momentos todo el bagaje tensional que llevaba en aquel entonces. Me sentí como si acabase de tener una noche reparadora.

El viaje de vuelta pasó rápido, casi no me di ni cuenta, porque estuve todo el camino repasando mis apuntes y escuchando la cinta de las técnicas que había grabado aquel primer día. Me sentía muy emocionado. Tenía ganas de volver a casa y contarles a Gemma y Andreu lo acontecido, a pesar de que no llegaría hasta las tres de la madrugada. Ese día fue mí cuando realmente decidí dejar de fumar, pues intuía que las técnicas sofrológicas me facilitarían esa decisión. Desde aquel día que no fumo, y realmente no me ha sido muy difícil por una parte la fuerte convicción que yo fui creando poco a poco, por otra, la ayuda de las técnicas sofrologicas.

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)