Retirada de atención

Esta técnica es bastante eficaz para controlar la conducta infantil, como por ejemplo conductas que se manifiestan con rabietas, pataletas, lloros, pero no son agresivas.

Es muy fácil de aplicar, simplemente los padres ante las manifestaciones antes descritas dejan inmediatamente de atender al niño, esto apoya la idea de que el menor realiza estas conductas para obtener la atención de los padres. Reforzando este comportamiento, puede haber integrado el niño que cuando quiere algo y lo acompaña de estos comportamiento disruptivos la demanda será mejor atendida por los padres. Esto puede llegar a convertirse en un círculo vicioso que crea malestar en la familia.

No podemos aplicar esta técnica con comportamientos que acompañen agresividad verbal o física, que signifique un peligro para el niño o allegados.

 

Antes de aplicar la técnica el niño debe entender que al hacer peticiones de forma inadecuada no va a obtener atención por parte de los padres.

Para obtener buenos resultados se debe retirar inmediatamente la atención, ocular o cualquier tipo de reproche hacia el menor. Debemos mantener cierta distancia del niño cuando ocurra, si estamos en casa pues cambiar de habitación, o en la calle una distancia prudencial. Es muy importante mantener la calma y que no vea el niño que el adulto se altera ante su conducta, sensación de que los padres mantienen totalmente el control. Finalmente cuando el niño se tranquilice se le debe prestar toda la atención, incluso explicarles por qué han tomado esta medida, transmitirle el mensaje de que puede conseguir ciertas cosas si lo pide de forma adecuada. Esta técnica suele producir mejoría de forma progresiva.

retirada

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame