Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
lunes, 16 julio 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Recomendaciones útiles en la vida diaria en el trato con ancianos

  • Aceptar a la persona mayor tal como es, sin juicios ni críticas.
  • Actuar de forma serena y competente, dar un trato respetuoso, amable y humano.
  • Llamar al anciano por su nombre, con el tratamiento de "usted" y personalizando su asistencia en el mayor grado posible. El tuteo no es conveniente salvo si lo pide el enfermo.
  • No utilizar jergas infantiles al hablarles, es humillante y puede menoscabar la autoestima del anciano, ya comprometida por su incapacidad y dependencia. No dar muestras de excesiva confianza a una persona desconocida por el hecho de ser mayor y estar en situación de indefensión.
  • El profesional debe identificarse por su nombre y categoría, sobre todo ante pacientes con visión disminuida que dificulte el reconocimiento inmediato. Es bueno que el paciente sea atendido siempre por el mismo personal.
  • Respetar la individualidad de los ancianos, ya que no son todos iguales. Algunos tienen una gran agilidad y lucidez mental, un gran sentido del humor y una personalidad que lo hace único.
  • Estar disponible para escuchar, apoyar y aclarar. No se pide solucionar los problemas, si no facilitar que el paciente tome sus propias decisiones.
  • Se ha de dedicar tiempo y mostrar interés por las preocupaciones del paciente y su familia.
  • El anciano suele responder con calma intercalando pausas. La conversación debe estar libre de prisas y presiones, dejando tiempo suficiente para las respuestas. Una persona que habla despacio o que en algunos momentos esta confusa, no tiene por qué dar información incorrecta.
  • Contestar a las preguntas de manera sencilla, breve y lentamente. Demasiada información puede crear confusión.
  • Mantener el contacto visual y táctil con el paciente. Dirigirse directamente a él y no al acompañante.
  • No elevar la voz, a menos que el anciano tenga déficit auditivo. Hablar en todo bajo y reducir los estímulos ambientales.
  • Los pacientes inconscientes deben ser tratados como si estuviesen despiertos, es decir, llamándoles por su nombre y explicándoles los cuidados que se van a llevar a cabo, utilizando un tono de voz suave y tranquilizadora.
  • El paciente recién ingresado necesita una buena acogida y que se le proporcione la información necesaria sobre el medio físico que le rodea.
  • Respetar la intimidad con una retirada discreta en el momento oportuno.
  • Establecer un plan de cuidados diarios que se desarrollen de forma sistemática. Esto permite que el anciano conozca su horario de actividades y le proporcione seguridad.
  • Estimular al anciano para que intervenga en sus cuidados, dándole el tiempo necesario para que complete las actividades.
  • Mostrar optimismo e interés por su bienestar. La imaginación y el entusiasmo son contagiosos.

a

Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)