Componentes del soporte vital

Entendemos soporte vital como el conjunto de maniobras dirigidas a prevenir la parada cardiorrespiratoria sin necesidad de aporta instrumental, o a su tratamiento mediante maniobras de resucitación cardiopulmonar.

  • Diagnóstico de la situación: valoración inicial global donde determinaremos la existencia o no de consciencia, de ventilación espontánea y de pulso.
  • Determinación del estado de consciencia: nos valdremos de la estimulación verbal y táctil de la víctima llamándole por su nombre, si se conoce, sacudiéndole por los hombros o golpeándole suavemente en el rostro o en el pecho.
  • Determinación de la existencia de ventilación espontanea: explorar la boca para detectar la posible presencia de cuerpos extraños, los cuales deberemos retirar con nuestro dedo pulgar en forma de gancho (chicles, caramelos, prótesis…).
  • Una vez limpia la boca procederemos a la apertura de la vía aérea mediante la maniobra frente-mentón, en la cual realizaremos una hiperextensión cervical aplicando la palma de una de las manos sobre la frente del sujeto y traccionando con los dedos de la otra mano la parte ósea del mentón. Después comprobaremos si existe flujo respiratorio viendo si existe movimiento en el tórax de la víctima, oyendo sus ruidos y sintiendo el flujo de aire en el rostro durante diez segundos.
  • Determinación de la existencia de pulso: tras comprobar si existe respiración determinaremos si existe pulso central en las arterias carótidas. Colocaremos dos dedos sobre ellas 5 segundos para comprobar si existe cualquier tipo de ritmo cardíaco.

 

  • Ventilación boca a boca: consiste en la insuflación de los pulmones de la víctima con el aire espirado por el reanimador, que contiene aproximadamente 16-18% de oxígeno. En primer lugar abrimos la vía aérea, después sellaremos nuestros labios con los de la víctima y le taparemos las fosas nasales. La insuflación debe hacerse de forma progresiva para evitar el paso de aire al tubo digestivo y tras la misma comprobaremos la salida del aire de los pulmones del accidentado.
  • Masaje cardíaco: es la maniobra utilizada para la sustitución de la función circulatoria, y consiste en realizar compresiones a nivel de la pared torácica para facilitar la expulsión de la sangre del corazón y su llegada a diferentes órganos, fundamentalmente al cerebro y al miocardio. En primer lugar localizaremos el punto del masaje, que exactamente debe ser el tercio inferior del esternón. Colocaremos el dedo índice y medio de la mano izquierda y el talón de la mano derecha, y realizaremos compresiones y descompresiones sucesivas que nos hagan descender unos 5 cm sobre la víctima.

mc

  • Posición lateral de seguridad: se adopta girado a la victima hacia el reanimador y manteniendo todo lo posible el eje cabeza-cuello-tronco. Es la posición ideal para esperar, ya que previene la obstrucción de la vía aérea por caídas de la lengua hacia atrás

pl

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame