Aspectos demográficos del envejecimiento

La demografía es la ciencia que se encarga de estudiar la estructura y la evolución de las poblaciones humanas. Para ello recoge datos acerca de la fecundidad, la mortalidad y la migración, entre otros. En el caso que aquí nos ocupa, desde la demografía se considera que la etapa de la tercera edad o la ancianidad comienza a los 65 años, coincidiendo con la edad de jubilación en muchos países. Esto no quiere decir que una persona por el mero hecho de cumplir los 65 pase a ser viejo, pero este corte resulta útil a efectos organizativos y estadísticos.

Pirámide poblacional de España en el año 2014. Fuente: INE.

Informe "España en cifras 2015".

 

Dentro de este grupo de población mayor se estudian datos como el Índice de envejecimiento, que es el número de personas mayores de 65 años que hay dentro la población general. Como ya hemos mencionado, en la mayoría de países, se ha venido produciendo en los últimos años un aumento de este sector de población, fenómeno que se conoce como el “envejecimiento de la población”, ya que las personas mayores de 65 años ocupan un lugar cada vez más importante dentro de la sociedad.

De hecho, de acuerdo a los últimos informes del Instituto Nacional de Estadística, si se mantuvieran las tendencias demográficas actuales, España perdería a más de un millón de su población en los próximos 15 años. La población de 65 años o más aumentaría hasta el 24'9% en ese periodo, desde el 18'1% actual.

Además, también se ha producido un importante aumento, dentro de las personas mayores, de aquellas que sobrepasan los 80 años de edad, lo cual se conoce con el nombre de sobreenvejecimiento. Ambos fenómenos plantean importantes retos a los poderes públicos para afrontar las necesidades que estas personas presentan.

 

En lo relativo al envejecimiento, existen otros conceptos demográficos a destacar, como:

  • Esperanza de vida: se trata de un índice estadístico que alude al periodo de tiempo medio que previsiblemente llegará a vivir un individuo y se establece en función de una serie de parámetros, como son el sexo, el estado de salud o el lugar de residencia. La esperanza de vida varía enormemente según el lugar donde se estudie. Así, en España en 2014, por ejemplo, el Instituto Nacional de Estadística establece una esperaza de vida media para las mujeres de 85'7 años, y de 80'2 años para los hombres.
  • Expectativa de vida máxima: es el periodo de tiempo máximo que puede durar la vida de un organismo. Para los seres humanos este límite se establece en 115 años.
  • Esperanza de vida independiente: este índice mide los años que, previsiblemente, podrá vivir una persona sin depender de la ayuda de los demás. Por lo general, a partir de los 65 años de edad esta esperanza se reduce drásticamente.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame