Red sociosanitaria de apoyo a la demencia senil

La demencia senil genera una serie de necesidades que precisan de unos recursos sociosanitarios y de unos profesionales expertos en la enfermedad. Se debe dar respuesta a dichas necesidades y, además, garantizar que se atiende de forma continuada en el tiempo al paciente.

La demanda de servicios sociales se va incrementando por el aumento de la incidencia de demencia senil en el mundo y por los cambios que se producen en la estructura de las familias (como, por ejemplo, la incorporación de la mujer al mercado laboral y, por tanto, el hecho de que dispone de menos tiempo para cuidar al enfermo con demencia).

Para que nos hagamos una idea de lo que puede suponer cuidar a un paciente con esta enfermedad, desde el punto de vista de los costes económicos, vamos a ver los resultados de recientes estudios realizados en nuestro país: 

Gastos que genera un enfermo con demencia:  pueden variar entre los 12000 y  los 22000 euros anuales. Se calcula que el gasto mensual es de unos 1400 euros. Aproximadamente el 88% de este gasto es asumido por las familias.

Es muy importante que, tanto los cuidadores y familiares de pacientes como los profesionales sanitarios, conozcan en detalle la red de servicios sociosanitarios de la que hablamos en este tema.         

Un objetivo muy importante y que se ha de tener en cuenta siempre, es que hemos de intentar que las personas con demencia permanezcan en su domicilio el mayor tiempo posible y, si es posible, durante toda la enfermedad.

Además, son recomendables las intervenciones educativas y de soporte psicológico dirigidos a las familias de los enfermos con demencia, para que puedan realizar mejor su labor de cuidar al paciente, reducir la carga del cuidador y mejorar su calidad de vida y la del enfermo. 

Los servicios sociales también tienen que tener en cuenta que las necesidades del paciente varían en función del grado de demencia. Lógicamente, a medida que progresa el trastorno, también se incrementan las necesidades del enfermo.

 

1) ¿QUÉ SON LOS SERVICIOS SOCIALES Y PARA QUÉ SIRVEN?

Son un conjunto de recursos, prestaciones, actividades, programas, materiales y equipamientos que están destinados a atender a las necesidades de la población.

Sirven, por tanto, para ayudar con los problemas de las familias, complementar las ayudas económicas e intentar mejorar las condiciones de vida de los pacientes, intentando reducir en lo posible las limitaciones personales causadas por la edad o la minusvalía.

La red de servicios sociales está constituida por servicios públicos y privados.

Todas las familias pueden acceder a los servicios sociales. Allí se les puede ofrecer información, orientación, asesoramiento y facilitarles el acceso a las prestaciones sociales.

La red de servicios sociales de la administración tiene una CARTERA DE SERVICIOS  en la que figuran las ayudas y técnicas de diagnóstico y tratamiento disponibles para los enfermos con demencia senil. Esta cartera de servicios puede variar de un territorio a otro del Estado.

 

2) CARTERA DE SERVICIOS DE LA RED DE SERVICIOS SOCIALES.

Como ya hemos dicho, son el conjunto de servicios y pruebas diagnósticas y terapéuticas destinadas a ayudar a los enfermos con demencia senil.

Vamos a hablar brevemente de ellos.

  • Servicios sociales básicos. Son la puerta de entrada de la red sociosanitaria. Formados por trabajadores sociales y educadores sociales. Accesibles a toda la población.
  • Servicios sociales especializados. Para situaciones más complejas. Proporcionan soporte técnico y colaboración a los servicios básicos.
  • Prestación de servicios. Dedicados a la prevención, diagnóstico, atención, protección e inserción social.
  • Información y soporte social. Sirven para prevenir y mejorar la carga del cuidador. Aportan ayuda psicológica y educativa.
  • Recursos sociales. Son centros de día (más indicados para fases más avanzadas de la enfermedad) y hospitales de día, centros de atención nocturna (aún poco desarrollados en España), centros residenciales, vacaciones terapéuticas para enfermos y familiares (en hoteles, centros termales…). Además, existen centros de internamiento en unidades de media y larga estancia (para pacientes con difícil control en domicilio y ambulatorio).
  • Prestaciones económicas. Como contratos al cuidador, subvenciones de la ley de dependencia y otras ayudas económicas, etc.
  • Ayudas a domicilio. Para intentar prolongar la estancia del paciente en su hogar. Son medidas de trabajador familiar para ayudar en la higiene del paciente, comidas, toma de fármacos, acompañamiento, voluntariado, fisioterapia, logopedia, intervención cognitiva, adaptación del hogar, teleasistencia, técnicas de intervención y comunicación…

 

3) ¿QUÉ SON LAS ASOCIACIONES DE FAMILIARES DE ENFERMOS CON  DEMENCIA SENIL? (AFA).  ¿Y LOS GRUPOS DE AYUDA MUTUA?

Las asociaciones de familiares de enfermos con demencia senil se han multiplicado en los últimos años.

Son grupos expertos en demencia; disponen de profesionales cualificados y la eficacia de su actividad en torno a los pacientes y cuidadores/familiares está totalmente demostrada.

Su principal objetivo es mejorar la calidad de vida de los enfermos y de los familiares.

Las AFA tienen un papel muy importante en el abordaje de la demencia: actúan con la familia y con el enfermo a lo largo de toda la duración de la enfermedad; aportan experiencia y múltiples soluciones a los problemas concretos del día a día.

Por desgracia, hoy en día, en nuestro país, tan solo un porcentaje de alrededor del 30 por ciento de los cuidadores de personas con demencia llegan a contactar con ellas. En general, existe poca información de los cuidadores sobre este tipo de asociaciones.

Los llamados grupos de ayuda mutua (GAM) son asociaciones formadas por un grupo de personas con la finalidad de ayudarse mutuamente en el manejo y cuidado de enfermos con demencia senil.

Organizan encuentros informales y sesiones de grupo para intercambiar información, darse apoyo emocional entre los miembros, presionar ante las autoridades… Es una asociación libre y, en principio, sin participación de profesionales sanitarios.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

julio yañez gonzalez-irun

Medicina de familia.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame