Sordera y Discapacidad Auditiva

Definiciones.

Audición normal: suficiente para escuchar el habla cotidiana sin ayudas técnicas (Oyentes).

Audición funcional: con o sin prótesis auditivas permite la adquisición de la lengua oral por vía auditiva (Personas con implante coclear a edades tempranas).

Audición residual: el aprendizaje de la lengua oral no es posible por vía auditiva (Sordera).

 

Clasificación y etiología.

Número de oídos:

  • Unilateral.
  • Bilateral.

 

Etiología:

  • Hereditaria.
  • Adquirida.

 

Momento de aparición:

  • Prelocutiva.
  • Postlocutiva.

 

Localización de la lesión:

  • Transmisión conducción.
  • Neurosensorial.
  • Mixta.

 

Pérdida auditiva:

  • Leve o ligera (21-40 dB).
  • Moderada (41-70 dB).
  • Severa (71-90 dB).
  • Profunda (> 90 dB).

 

Diversidad de implicaciones sobre el desarrollo comunicativo.

Diversidad en la población sorda

 

Tipo de sordera e implicaciones para el desarrollo comunicativo.

Consecuencias de la cantidad de pérdida sobre la percepción

Audición normal

Sin deficiencia

0-20 dB

 Sin incidencia.

Audición funcional

 

Deficiencia ligera

 

21-40 dB

Problemas con voz baja o lejana.

Dificultad con algunos sonidos.

 

Deficiencia moderada

 

41-70 dB

Escuchar produce tensión.

Necesita repeticiones. Más problemas si el hablante está de espalda.

Audición residual

Deficiencia severa

71-90 dB

Se percibe sonidos fuertes y voz fuerte cerca del oído.

Deficiencia profunda

91-120 dB

No hay percepción del habla. Sólo sonidos fuertes.

 

Consecuencias de la cantidad de pérdida sobre la producción oral

 

 

 

 

Audición funcional

 

 

Deficiencia ligera

 

 

21-40 dB

El habla puede no denotar defecto alguno o reflejar pequeñas distorsiones y omisiones.

Lectura labiofacial (LLF) espontánea.

 

Deficiencia moderada

 

41-55 dB

El habla suele presentar importantes errores de articulación, en especial, consonantes.

Desarrolla frecuentemente LLF espontánea.

 

Deficiencia moderada tendiendo a severa

 

56-70 dB

Vocabulario y destrezas lingüísticas limitados.

Numerosos errores de articulación. Calidad vocal hueca o gutural. Dificultad para LLF.

 

 

Audición residual

 

Deficiencia severa

 

71-90 dB

Habla ininteligible, con calidad anormal.

Requiere intervención especializada.

Deficiencia profunda

91-120 dB

Habla ininteligible, aunque puede producir palabras con entrenamiento intensivo.

 

Consecuencias de la localización de la lesión sobre la percepción

 

De transmisión o conducción

  • Los sonidos se oyen con menos volumen.
  • Los sonidos menos intensos pueden no atraer la lesión.
  • Se ven afectados los sonidos de frecuencia baja.
  • Más frecuentes en la infancia.

 

 

Neurosensorial

  • Las palabras parecen suficientemente altas pero no se entienden (sobre todo en entorno ruidoso).
  • Incapacidad para oír sonidos de alta frecuencia.
  • Frecuentes zumbidos.
  • Pérdida similar en ambos oídos.
  • Conversación en voz alta.


 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

ANDRÉS BLANCO ROMERO

Licenciada en Psicología

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame