Teoría Triangular de Sternberg. Tipos de amor

Combinando los tres tipos de amor anteriores asistimos a diferentes tipos de amor que son:

-Agrado o cariño o amor amistad (sólo intimidad). Relaciones estables de amistad íntima, con gran proximidad emocional sin auténtica ansiedad de separación.

            Hoy en día este amor podría corresponder, al amor o cariño entre dos amigos que se conocen desde la infancia y han superado juntos (casi de la mano) las diferentes metas que la vida les ha puesto por delante.

-Encaprichamiento o amor apasionado (sólo pasión). Es una relación que puede surgir y disparar instantáneamente y que produce gran excitación psicofisiológica.

            Hoy en día este amor podría corresponder, a un amor puramente carnal en el que las personas implicadas en el mismo sólo sacan satisfacción del mismo mediante la relación sexual. No existe cualquier otro tipo de emoción, no comparten sentimientos ni de cariño ni de compasión, sólo sacan de esta relación el placer provocado por el efecto de la satisfacción sexual.

-Vacio (sólo compromiso): es propio de relaciones de pareja estancada, en las que se ha perdido o nunca ha habido implicación emocional mutua, ni atracción física. Puede ser el estado inicial de un matrimonio de conveniencia o de un matrimonio concertado, o el final de un matrimonio que comenzó de otro modo.

            Hoy en día en Occidente, este amor podría ser propio de parejas mayores (en la senectud) que llevan años de matrimonio y en los que no existe ni las relaciones sexuales ni un intercambio de sentimientos. Cada miembro de la pareja realiza sus actividades fuera del núcleo familiar y donde lo único que les une es la firma de unos papeles o la crianza de unos hijos. En Oriente (al existir todavía la gran proliferación de matrimonios de conveniencia) podría ser una de las tipologías de amor más recurrentes, puesto que en la mayoría de los matrimonios no existe ni una atracción física, ni una atracción sentimental que hace ver a la pareja desde fuera vacía.

-Romántico (intimidad más pasión). Es como una relación de agrado a la que se  suma la atracción física.

            Hoy en día este amor podría corresponder con el principio del noviazgo entre una pareja, en la que primeramente puede existir esa atracción sexual y una complacencia por el simple hecho de estar junto a la persona amada. Dos personas que comparten pasión y comienzan a compartir sentimientos mutuos de cariño.

-Compañía o sociable (intimidad más compromiso). Se trata de una amistad comprometida a largo plazo. Puede ocurrir que una relación que a veces se inicie con el componente de la presión acabe convertida en este tipo de amor, pasados unos años.

            Hoy en día este amor podría corresponder con las relaciones entre los Monarcas de Europa, en los que la presión (sin ser un matrimonio puramente de conveniencia) los ha obligado a mantener una relación, que con los años se ha convertido en una complacencia cuando están juntos, aunque la pasión en este tipo de relaciones se convierte como secundario y casi inexistente.

-Necio o facto (pasión más compromiso). Es un amor precipitado, que carece del elemento estabilizador de la intimidad. Suele durar poco.

            Hoy en día este amor podría corresponder con las relaciones entre “una pareja de amantes” o de “relaciones extramatrimoniales”, es decir, me refiero a la relación existente entre dos personas de las cuales al menos una de ellas tiene otra relación que aparentemente es la que prima por encima de la otra. Es una relación carente de intimidad y perteneciente al ámbito privado, en la misma no existe perspectivas de futuro sólo existe la satisfacción que de la misma se puede sacar en el presente, en el placer que se pueden dar “aquí y ahora”.

-Consumado o pleno (intimidad más pasión mas compromiso). Es la relación que la mayoría desearía tener, ya que contiene los ingredientes que pueden garantizar la máxima satisfacción, y constituye la manifestación más plena del amor.

            Hoy en día este amor correspondería, con el amor romántico, con ese tipo de amor que todos anhelamos tener y que “las comedias románticas” priman como el verdadero y el único posible existente. Es  sólo a través de este cuando la persona consigue autorrealizarse, cuando consigue ser finalmente feliz.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Glenda Cuetos González

Licenciada en Psicología y doctoranda en Psicología y Educación

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame