Envejecimento normal vs Envejecimiento patológico(I): Pérdidas de Memoria

Una vez explicados los diferentes tipos de demencias pasaremos a reflexionar sobre aquellos casos en los que se debería de diferenciar entre envejecimiento sano y envejecimiento patológico. En los casos de demencia, los cuadros neuropsicológicos pueden dejar un menor grado de dudas, cosa que no ocurre a la hora de diferenciar en los momentos en los que los déficits cognitivos parecen empezar a afectar a las capacidades funcionales. 

Podemos establecer o determinar que la memoria es el principal rasgo que puede ayudarnos a la hora de decir si una persona puede tener o no algún déficit. ¿Es normal la ocurrencia de pérdidas de memoria?

Empecemos por el principio. Todos nosotros en todos los días de nuestra vida hemos olvidado alguna cosa, de mayor o menor importancia. Por ejemplo, ¿quién no ha perdido una llave o se ha olvidado de una cita? Cuando esto ocurre, la mayoría de nosotros nos reímos de nosotros mismos y hacemos algún comentario indicando que el hecho es un signo de envejecimiento, particularmente cuando esto ocurre en la edad media de la vida. Sin embargo muchos adultos mayores se preguntan cuánta y qué clase de pérdida de la memoria forman parte del proceso de envejecimiento normal. También les preocupa cuánta y qué tipo de pérdida de la memoria están asociados con la demencia.

En este sentido, debemos empezar diferenciando tres tipos de pérdidas de memoria, que se explican a continuación:

  • Pérdida normal de la memoria

 Declive cognitivo asociado al envejecimiento normal.

  • Pérdida reversible de la memoria

Algunos problemas médicos tales como reacciones a una medicación, tumores cerebrales, problemas de tiroides, traumatismos, fiebre alta, deshidratación, consumo de alcohol, deficiencia de vitamina B12 o escasa nutrición pueden causar síntomas como olvidos y pérdida de la memoria a corto plazo.

Las situaciones traumáticas o estresantes de la vida, así como también ciertas condiciones psiquiátricas (como ansiedad y depresión) también pueden afectar la concentración y causar pérdida de la memoria a corto plazo. Así como también el DCL.

  • Pérdida permanente de la memoria

Algunas enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer pueden causar daño permanente e irreversible a las células cerebrales.

 

Una vez conocidas los tipos de pérdidas de memoria, ¿cuándo debería preocuparme sobre las pérdidas de memoria que estoy sufriendo?

A medida que envejecemos, es común experimentar momentos de olvido. Sin embargo cuando los olvidos se hacen frecuentes y repetidos, y afectan muchas áreas de su vida, son una causa de preocupación. A continuación se listan algunos ejemplos:

  • Repetir las mismas frases, preguntas, o historias en la misma conversación.
  • Confundirse acerca de qué día de la semana es.
  • No poder estar al tanto de lo que pasa cada día (por ejemplo: no poder recordar cuál de los medicamentos de la mañana tomó).
  • Dificultad al tomar decisiones o al manejar el dinero.
  • Perderse en lugares conocidos.
  • Tener amigos o familiares que están preocupados por su memoria.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Daniel Ramírez Molina

Licenciatura en Psicología

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame