La culpabilidad

La culpa, una forma de someter muy utilizada por ciertas religiones, está presente en nuestro entorno más cercano también. Es el típico caso de la persona que le dice a su pareja "haz lo que quieras, pero si me quisieras...", el la persona maltratadora que dice a su víctima "si te pego es porque me provocas... me pones de los nervios", o la típica madre que hace sentir mal a su hijo si no va a verla cuando ella quiere alegando que es un egoísta o un mal hijo que ya no quiere a sus padres

Muchos padres hacen sentir culpables a sus hijos de sus males. Por ejemplo:

- Por tenerte tuve que dejar los estudios y ponerme a trabajar.

- Por tu culpa tenía que estar todo el día en casa.

- Con todo lo que he hecho por ti y así me lo pagas.

Mantener a un hijo hasta la mayoría de edad es una obligación de los padres y ningún hijo debe nada a sus padres por ello ni debe sentirse culpable por querer independizarse.

Son personas que posiblemente hagan cosas por los demás no por el placer de dar, sino para obtener, es entonces si no obtienen lo que esperaban cuando empiezan a usar la culpabilidad como herramienta de manipulación.

Nadie es culpable de haber nacido, a ninguna persona le obligan a tener hijos, pero tendemos a echar la culpa de lo que nos ocurre a lo de fuera en vez de asumir nuestra responsabilidad ante los errores.

A veces estas personas pueden simular enfermedades, dolores, ataques de ansiedad para hacernos creer que su enfermedad fue por culpa nuestra.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame