Introducción a los cambios biológicos

Con esta lección comenzamos el segundo bloque del curso, dedicado a los cambios biológicos y psicológicos que marcan la adolescencia. Para empezar, lo haremos con los cambios biológicos. Para ello, explicaremos las diferencias entre niños y niñas antes de comenzar la pubertad.

Niños y niñas son seres muy parecidos exteriormente. Sin embargo, las diferencias sexuales comienzan en el útero materno, cuando el sistema endocrino de los XY o varones impide el desarrollo de los conductos de Müller, haciendo que los conductos de de Wolff se transformen en conductos espermáticos.

En el caso de las féminas o XX, los conductos de Müller continúan su desarrollo hasta convertirse en oviductos, útero y vagina, mientras que los conductos de Wolff desaparecen.

Tras el nacimiento, sólo los órganos reproductores permiten diferenciar externamente a un niño de una niña, algo que no cambiará durante toda la niñez. Sin embargo, con la llegada de la pubertad, esto cambiará, como veremos en la próxima lección.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame