Carga mental

Siguiendo la norma internacional ISO 10075:1991, la carga mental incluye la presión (estrés) mental, cualquier influencia externa que afecta a la mente; y la tensión mental, efecto inmediato de la presión mental.

Consecuencia de la tensión mental son:

  • El efecto de calentamiento: reducción del esfuerzo necesario para realizar la actividad, en comparación con el requerido inicialmente.
  • Activación.

Hay varios efectos perjudiciales: 

  • La fatiga mental, pérdida temporal de la eficiencia física y psíquica.
  • Monotonía.
  • Vigilancia reducida.
  • Saturación mental.
  • Efecto de la práctica.
  • Aburrimiento.
  • Sensación de sobrecarga.

Hay varios aspectos que influyen en la intensidad de la carga de trabajo mental:

  • Los objetivos de la tarea: deben tener plazos razonables y acordados por las partes, claramente definidos, al alcance de las competencia del empleado, la responsabilidad debe estar aparejada con autonomía para el empleado y respaldo por parte de la empresa.
     
  • La información debe ser clara y exacta, necesaria y suficiente, considerando redundar si es mejor para el entendimiento, utilizar códigos puede ser de ayuda para aligerar la atención.
     
  • Exigencias de tratamiento de información: ya que no podemos manejar datos en paralelo, si no en serie, y a nuestro ritmo particular, se debe dar tiempo suficiente.
     
  • Los usuarios deben comprender el sistema de trabajo en todas sus etapas para tener estrategias de control en caso de problemas, incidentes, cambios... se ganará en sensación de control y eficiencia.
     
  • Para aligerar la carga de memoria se recomienda el reconocimiento de información frente a la recuperación en la memoria, por ejemplo el cumplimiento de estándares donde el dato de referencia está físicamente presente.
     
  • Las respuestas deben moderadamente controladas por el usuario (poder identificar errores y subsanarlos, imponer el ritmo propio). 

El diseño de programas ergonómicos en trabajos con pantallas de visualización:

  1. Debe presentar sólo las informaciones relacionadas con la tarea, facilitar ayuda cuando sea necesario y la repetición.
  2. El sistema permite volver a la información anterior.
  3. La persona controla el inicio, dirección y ritmo hasta llegar al resultado.
  4. Conforme a la formación de la persona y tolerante con los errores que se cometan.
  5. El programa debe poder individualizarse.
  6. Debe ser fácil de aprender, debe guiar el aprendizaje.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Fernando Sanz Delgado

Licenciado en Psicología. Máster en Prevención de Riesgos Laborales

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame