¿Quién aprende?

Ejercicio nº 4

  • Organiza tu tiempo para la reflexión.
  • En un lugar de tu agrado, parque, campo (montañas, playa, bosque etc.) siéntate cómodo/a y cierra los ojos, relaja cuerpo y mente, respira profundo, inhala y exhala con conciencia de este proceso, haz unas 4 o 5 inhalaciones con los ojos cerrados, sin identificarte ni dar poder a ningún pensamiento, solo los observas pasar, no te quedes con ninguno.
  • Luego, continuando con los ojos cerrados deja venir a tu mente recuerdos relacionados con aprendizajes, y quédate con aquellos que lograste gracias a personas de corta edad, gracias a personas de tu misma edad, gracias a personas indigentes, gracias a la persona que atiende en un comercio, gracias a un chófer, gracias a un/a anciano/a.
estar en la Naturaleza
estar en la Naturaleza

 

Si no aparecen recuerdos inmediatamente, date tiempo.

Quédate relajado/a en ese lugar, no juzgues, no critiques, no fuerces ninguna situación; luego, al regresar a tu casa atiende a las personas con las que te cruzas, y durante la semana siguiente atiende a quienes te rodean, conocidos y desconocidos. Aprende de ellos.

 

Aprender de otros

Aprender de otras personas no es un proceso que se da sólo cuando la otra persona es especialista en algún conocimiento, el aprendizaje se da cuando vemos en esa persona un espejo que me muestra aquellos aspectos que no veo de mí, entonces si algo en esa persona me molesta es justo porque hay algo que debo descubrir en mí que me está molestando y así con cada sensación, emoción, juicio.

Es mucho más fácil encontrar errores y aspectos negativos en las otras personas o bien en todo lo que nos rodea, por eso es así como mejor nos conocemos a nosotros mismos, y este curso tiene una modalidad adecuada, ya que estás sólo/a contigo mismo, no tienes nada que esconder a nadie, puedes observarte y descubrir luces y también muchas sombras para integrar y permitirte ser una “persona completa”, tal como dijo Carl Jung “prefiero ser una persona completa, antes que ser una persona buena”.

Ser completo es integrar Pensamientos-emociones-sentimientos-creencias y actuar en coherencia, todo. esto en sintonía, y así evitas enfermedades.

 

Enric Corbera, psicólogo que desarrolló la Bioneuroemoción, explica en su libro “Tratado de Biodescodificación”:

Vendría a ser como aquel cuento Sufí. Lo explicaré con una analogía moderna:

Erase un hombre que estaba buscando las llaves que había perdido de su coche. Las estaba buscando a la luz de una farola. Se le acerca alguien y le pregunta: “¿qué estás buscando?”; “las llaves de mi coche, que las he perdido”; “no te preocupes, te ayudaré a buscarlas”. Al cabo de un buen rato, el ayudante le pregunta: “¿estás seguro de haberlas perdido aquí?”, “No, las he perdido allá”, señalando la oscuridad. “¿Entonces por qué las buscamos aquí?” y él le contesta: “¡¡porque aquí hay luz!!”

Nosotros actuamos igual, buscamos la solución a nuestros males en un lugar cómodo llamado consciente. Allí encontramos las explicaciones que nos interesan. En el consciente podemos justificar, razonar y podemos explicar lo sucedido. Pero la solución está en el inconsciente, aquel lugar oscuro donde no queremos ir porque en él se encuentran las auténticas razones que no queremos ver ni escuchar.

Hay que tomar consciencia de que la emoción es la clave. Es la que nos permite vivir, es el motor.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Isabel Gonzalez

Licenciada en Psicopedagogía- Profesora de Yoga

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame