Aspectos a tener en cuenta. La motivación.

Como ya hemos dicho anteriormente, el hecho de trabajar por Proyectos no implica que el alumno vaya a estar motivado durante todo el proceso.

En muchas ocasiones el interés de algún alumno en particular o del grupo en general puede descender por diferentes motivos:

- Tiempo. Si el proyecto lleva creado mucho tiempo puede bajar la motivación.

- Desconexión. En determinados momentos algún alumno puede perderse, por lo que es de vital importancia ir haciendo un recordatorio.

- Falta de información. Si el tema escogido es complicado o poco adecuado a la edad puede fracasar si no se lleva con cierta cautela. Hay que asegurarse que existe información adecuada y asequible para el tipo de alumnado que tenemos.

- Elemento motivador. Pensar qué eje va a vertebrar nuestro proyecto puede ayudarnos a que la motivación se mantenga durante más tiempo. Si por ejemplo estamos trabajando en un proyecto sobre el deporte, podemos crear un sistemas de medallas para cada vez que se culmine un tema.

- Poco interés por parte del profesor. Si el docente no se implica al máximo el proyecto puede fracasar. Es imprescindible tener la capacidad de adaptarse a las necesidades del momento y mostrar una actitud abierta hacia cualquier aportación.

- ​Implicación de todos. Aunque el proyecto lo esté desarrollando una clase determinada es muy importante que toda la comunidad educativa intervenga en algún momento. Si se trata de los compañeros de otras clases podemos pedirles su participación, al igual que los padres. Los demás profesores que entran en el aula también deben implicarse.

- Organización. Aunque pensemos en algunos momentos que se está perdiendo el control en el aula, no debemos ponernos nerviosos, pues los alumnos están interactuando y esa es la forma que tienen de hacerlo. El papel del docente en este momento es fundamental. Deberá siempre tener lo más organizado y secuenciado posible todos los aspectos del proyecto, así las conexiones que harán los alumnos de los diferentes contenidos serán mucho más potentes.

- Vender el producto. No debemos olvidar nuestra función como docentes. Debemos “saber vender el producto” de la manera más adecuada a la situación para que el éxito educativo se produzca en cada una de nuestras sesiones.

- Elementos motivadores. Uno de los elementos que debe contener nuestro proyecto es un logo. Escoger un logo entre todos puede motivar a nuestros alumnos. Se puede utilizar como encabezado de nuestro dossier.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Rafa Burgos Granados

Maestro Educación primaria

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame