ABP. La organización del alumnado. Agrupamientos

Alumnos trabajando en grupo. Fotografia Rafa Burgos.

 

Dependiendo el momento en el que se encuentre el proyecto los agrupamientos de los alumnos pueden ser diferentes. No es necesario mantener el mismo grupo desde su inicio hasta el final. Podemos optar por los siguientes agrupamientos:

  • Trabajo por parejas. Este agrupamiento puede utilizarse durante todo el proyecto, independientemente de que haya un grupo diferente. Dependiendo del tipo de actividad se usarán unos u otros grupos.

El trabajo por parejas nos permite que los alumnos se ayuden entre sí y trabajen de manera más autónoma. Dentro del trabajo por parejas podemos optar por:

  • Parejas de refuerzo. Podemos hacer parejas teniendo en cuenta alumnos que les cueste un poco más con alumnos que tengan más facilidades. Este tipo de agrupamiento tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Como ventajas podemos destacar que los alumnos con más dificultades se enriquecerán de las experiencias de aquellos más aventajados; por el contrario como inconveniente podemos provocar que el alumno que presenta más facilidades se aburra y pierda el interés.

 

  • Grupos de 4 o 5 personas. Aunque es esté realizando el trabajo por parejas podemos establecer agrupamientos de 4 o 5 miembros para ir desarrollando el trabajo del proyecto. Cada grupo puede especializarse en uno de los capítulos que hayamos organizado, o pueden todos los grupos elaborar cada uno de los capítulos en el formato que prefieran (algunos igual optan por hacerlo en dossier, otros en cartulinas, en formato power point…); en este agrupamiento es muy importante ir haciendo coevaluación para que el grupo pueda reflexionar sobre su proceso.
  • División del aula en dos grupos. Este tipo de agrupación nos va ayudar en el caso que dispongamos de personas de refuerzo y espacios físicos en la escuela. Por un lado nos va a permitir una observación más detenida de cada uno de los miembros y por otro nos permitirá ofrecer una atención más individualizada.

 

Personalmente creo que no hay que elegir solamente uno de los agrupamientos, al igual que las metodologías, se integramos todos ellos en nuestro proyecto será mucho más rico y elaborado.

Es importante que antes de los agrupamientos dejemos claros los objetivos, las normas y las consecuencias de las acciones negativas. Volveremos a insistir en la importancia de la coevaluación.

 

Para dar más uniformidad al grupo se crearán dentro de él cargos, como el secretario, el repartidor o cualquier otro que nos pueda ser de utilidad. No han de ser cargos definitivos, lo mejor es que vayan rotando y todos pasen por cada uno de los cargos.

Esto es una pincelada, y como todo proceso podemos hacer cuantas combinaciones creamos convenientes para enriquecer nuestro proyecto.

Para poner un ejemplo práctico: en el desarrollo del proyecto de la revista escolar se pueden realizar agrupamientos de 4 o 5 personas para trabajar las diferentes secciones del trabajo en cadena. De esta manera cada grupo pasará por la sección histórica, encargada de desarrollar los contenidos históricos de los intereses de los alumnos y los temas que tengan que ver con el eje cronológico a través de la historia de la prensa; la sección de corrección, para reescribir todo aquello que les llegue de los compañeros; la sección de vigilancia, que pasará por cada una de las secciones para observar si se están llevando a cabo los objetivos planteados en esa sesión… y así en cuantas secciones hayamos decidido crear.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Rafa Burgos Granados

Maestro Educación primaria

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame