Tratamiento de Efluentes Gaseosos V-Eliminación de Óxidos de Azufre

Los óxidos de azufre son unos de los contaminantes que se emiten en mayores cantidades a la atmósfera y se generan principalmente en los procesos en los que se utilizan combustibles fósiles. Una de las alternativas para disminuir sus emisiones es la utilización de combustibles con bajo contenido en azufre, como es el gas natural, o la eliminación previa del azufre de los combustibles utilizados. En el caso de carbón del 30-40% del azufre está en forma de pirita y se pueden eliminar por procesos fisico-químicos.

Las técnicas de control de los óxidos de azufre son:

  1. Reducción del contenido de azufre de los combustibles: las alternativas pueden ser:
    1. El empleo de combustibles de alta calidad, cuyo contenido en azufre sea bajo, como es el caso del gas natural y del carbón que contengan mas del un 0,1-0,5% en azufre.
    2. Aplicando técnicas de desulfuración de combustibles, con el objetivo de eliminar el azufre que contienen antes de proceder a su empleo.
  2. Eliminación de los óxidos de azufre por combustión: que pueden ser por dos vías:
    1. Procedimientos húmedos: se hacen pasar los gases a contracorriente de una solución finamente dividida del absorbente. Estos pueden ser:
      1. Desulfuración con cal o caliza: se prepara una solución acuosa o lechada y reacciona con cal o caliza generando grandes cantidades de residuos en forma de sulfito y sultafo cálcico.
      2. Desulfuración con sulfito de sodio: se realiza la absorción del SO2 en una solución diluida con sulfito de sodio, que se regenera por un evaporador produciéndose SO2, agua y sulfito de sodio sólido.
      3. Desulfuración doble álcali: en este procedimiento se hace un primer tratamiento con sosa cáustica (NaOH) que conduce a la formación de sulfito de sodio que se mezcla con lechada de cal para la precipitación del sulfito de sodio y regenerar la sosa.
      4. Desulfuración con lejías de sosa: se puede usar una disolución de hidróxido cálcico o sulfato cálcico para absorber el SO2.
      5. Desulfuración con amoniaco: los óxidos de azufre se absorben dando sulfato amónico. La utilización de amoniaco produce gran cantidad de vapores pero su producto tiene mejor salida para su uso como fertilizante.
      6. Desulfuración con óxido de magnesio: igual que la lechada de cal pero en este caso se usa óxido de magnesio. 
    2. Procedimientos secos: el absorbente se usa en seco mediante la atomización en partículas finas en contracorriente a la solución del gas a tratar o mediante un lecho de fluidizado. Se pueden usar calcita, dolomita o cal y las reacciones que se producen son las mismas que para los procesos húmedos descritos anteriormente. Los productos residuales resultantes tienen que eliminarse mediante sistemas de eliminación de partículas, como filtros, precipitadores electrostáticos.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Manuel Jesús Gómez Limón

Licenciatura en Ciencias Ambientales

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame