La huerta: un ecosistema

Después de que niños y niñas comprendan los beneficios de tener una huerta en la que la biodiversidad sea un factor clave, valorando la presencia de animales tales como mariquitas, hormigas, arañitas, etcétera; ahora es el momento de buscar y ampliar la información que tenemos sobre estos animalitos, y por grupos se realizarán murales explicativos.

Niños

 

Ahora vamos a hacer una actividad para adquirir una conciencia con el siguiente lema:

Vivimos en un ecosistema y formamos parte de él”.

Entendemos por ecosistema el conjunto de los organismos vivos (elementos bióticos) y el medio inerte que les rodea (elementos abióticos), así como la interactuación de estos dos elementos entre sí y el clima de la zona.

Para ello vamos a mostrar las siguientes imágenes de sistemas que pueden servirnos como símil para comprender el concepto de ecosistema.

Molino de agua

Monilo de agua

 

Sistema circulatorio

Sistema circulatorio

 

Mechero

Mechero

 

También podemos enseñar la imagen de una bicicleta, de un bolígrafo o incluso de una silla. Hablaremos con el grupo para que ellos y ellas busquen también elementos que puedan servir como ejemplo.

Una vez entendido un ecosistema como una compleja estructura en la cual todas sus partes son imprescindibles, en la que si una de ellas se ve dañada o eliminada, el resto de componentes se verán afectados gravemente.

Utilizaremos estos símiles para que los niños comprendan que hay que respetar y cuidar todos los elementos de la huerta, y no tal solo, estrictamente las hortalizas y verduras que vamos a cultivar.

 

 

Otra actividad que os propongo es el “Juego del ovillo”.

Jugamos en grupos de unas 10 personas al “Ecosistema como un equilibrio dinámico”.

Los integrantes del grupo en círculo eligen cada uno un componente de un ecosistema y lo dicen en voz alta por turnos. Con un ovillo de hilo, se irán conectando cada uno de los elementos. Se podrá ir viendo gráficamente las distintas relaciones de dependencia que se generan entre los elementos de ese ecosistema. Finalmente, todos los elementos estarán conectados unos con otros.

Una variante puede ser entregar el ovillo de lana al grupo así como unas tarjetas que cogerán al azar. En las tarjetas escribiremos el nombre de elementos que pueden formar parte de un ecosistema.

Estos elementos pueden ser los siguientes:

  • Roca.
  • Águila.
  • Aire.
  • Nubes.
  • Lombriz.
  • Pino.
  • Suelo.
  • Río.
  • Alga.
  • Salmón.

Ecosistema

 

Para finalizar el tema os propongo el visiona del siguiente vídeo, con el objetivo de respondernos a la siguiente cuestión:

¿De qué manera el ser humano repercute en los ecosistemas?

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame