Circuito Frigorífico de un Climatizador

Primero definamos qué es Climatización.

La Climatización es el control simultaneo de la temperatura, humedad, ventilación y limpieza del aire de un recinto.

La diferencia entre un Equipo de Aire Acondicionado y un Equipo de Climatización es básicamente el control más exacto de parámetros de temperatura y humedad que presentan los equipos de Climatización mediante sus sistemas de instrumentación.

En la práctica, los componentes básicos son los mismos para ambos, al igual que su funcionamiento teórico, por lo tanto cuando hablamos de Climatización también hablamos de Equipos de Aire Acondicionado.

Componentes básicos de un sistema de Climatización frío/calor:

- Compresor: Succiona vapores sobrecalentados provenientes del evaporador a baja temperatura y presión, comprime estos vapores y los descarga a mayor temperatura y presión.

- Válvula de 4 vías: Llamada también bomba de calor, consta de una válvula solenoide que se acciona en el modo de calefacción direccionando el flujo de refrigerante de descarga hacia el serpentín de la unidad interior.

- Condensador: Superficie de transferencia de calor en el cual el refrigerante cambia de estado de gas a líquido (calor latente de condensación) cediendo el calor absorbido en el evaporador hacia el exterior. Pueden ser enfriados por aire o agua.

- Filtro Deshidratador: Retiene impurezas y humedad del circuito.

- Dispositivo de Expansión: Restringe la entrada de refrigerante hacia el evaporador disminuyendo la presión y temperatura del refrigerante para que llegue liquido al evaporador a baja temperatura. Separa el circuito en alta y baja presión.

- Evaporador: Superficie de transferencia de calor entre el aire del recinto a enfriar y el refrigerante que pasa por el circuito de refrigeración produciendo el cambio de estado del refrigerante de líquido a gas, el cual volverá al compresor.

Cabe recordar que los líquidos no son compresibles por lo cual el refrigerante debe llegar en forma de gas al compresor.

Otros componentes:

Válvulas de servicio: Para lectura de presiones, carga de refrigerante vacío del sistema.

Presostato: Pueden ser de alta o baja. Son regulables y se ajustan de acuerdo a la necesidad.

Mirillas: Son visores de nivel de refrigerante e indicadores de humedad del sistema.

Filtros de aire: Existen reutilizables y desechables. Los primeros se pueden lavar. Retienen impurezas del aire.

Sensores: Los sensores que tienen los equipos registran los datos de entrada de temperatura y humedad del recinto proporcionando la información al controlador, el cual mandará la señal correspondiente a uno o más componentes del circuito para su funcionamiento.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame