La competencia

Cuando vendemos un producto que no es único en el mercado y existen otros similares o iguales, es sumamente importante que los conozcamos en profundidad tanto como conocemos el nuestro, en forma teórica y practica también a las empresas que lo producen o comercializan a su distribución y márketing, conociendo estos elementos vamos a poder elaborar argumentos favorables a nuestro producto que nos facilitarán la introducción del mismo, estos elementos pueden encontrarse en el producto, en la producción, en la distribución, en el márketing, etc. sería desastroso si llegado el momento no pudiésemos rebatir estas objeciones por desconocimiento, como consejo personal, si desconocen la respuesta a alguna pregunta puntual jamás inventen una respuesta, es preferible adeudarla que correr el riesgo de equivocarnos cosa que después no vamos a poder rectificar sin dar la sensación de haber subestimado a nuestro interlocutor.

 

Nunca subestimemos a la competencia, ni tratemos de imponer nuestro producto empeñándonos en mostrarle al cliente los defectos del mismo, tratemos siempre de apreciar lo que el cliente tiene, pero, démosle características del nuestro que sean superiores al de la competencia, y por ende mayores beneficios, lo importante de conocer en profundidad a la competencia es que de esta manera vamos a conocer sus defectos y debilidades, estas herramientas nos van a dar los argumentos necesarios para en contraposición destacar los aciertos y fortalezas de nuestro producto.

 

 

LA COMUNICACIÓN

Hablar, hacer y expresarse, son actos que permiten a los seres humanos comunicarse entre sí, desde los inicios del ser humano la comunicación ha sido el elemento básico para la transmisión de mensajes de diversa índole, podemos decir a modo de ejemplo que en sus comienzos el hombre expresaba sus sentimientos con gestos.

 

Por lo tanto podemos decir que la comunicación es verbal y no verbal.
Verbal es la que todos ejercemos a través del habla y no verbal es la que ejercemos a través de los gestos.

 

 

Para mejorar nuestro lenguaje corporal y alcanzar de esta manera mayores resultados positivos o exitosos, es necesario saber que en la comunicación el 93%corresponde a la no verbal y el 7% a la verbal, esto nos dice cuanto más importante es en la comunicación el cómo digo las palabras que el qué digo.

 

Esto significa que si bien es cierto que para comunicarse se utilizan las palabras nuestro lenguaje corporal y el tono de voz utilizado determinarán el verdadero significado de ellas.

 

 

Según un estudio sobre la credibilidad en la comunicación realizado por el profesor Alberta Meraban de la (UCLA) Universidad de California, Los Ángeles, que es un experto en comunicación interpersonal, la credibilidad, depende de tres factores: el contenido del mensaje, lo que vemos y lo que oímos, los resultados del estudio fueron publicados en su obra Silent Messages (“Mensajes Silenciosos”) y son los siguientes:
 

  • El Lenguaje Corporal representa el 55% de la comunicación.
  • El Tono de Voz representa el 38% de la comunicación.
  • Las Palabras representan el 7% de la comunicación.

 

Por ejemplo: si me encuentro con un amigo que esta agobiado por algún problema y con vos tenue, mirando el piso y haciendo piruetas con el celular en mi mano, le digo, “cuéntame tu problema”, es indudable que por los gestos lo que estoy manifestando es ni mas ni menos que lo contrario a lo que dije y que mis palabras carecen en absoluto de credibilidad.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame