Los nervios en la presentación

El miedo, los nervios, la falta de costumbre de hablar en público suele ser un freno y un problema.

Elementos para eliminar los nervios:

  1. Aprender. Dominar un tema.
  2. Ensayar. Practicar la conferencia.
  3. Perspectiva. Relajarse, mantener la perspectiva. No es tan grave estar un poco nervioso. 

 

Algunas recomendaciones con respecto a los nervios:

  1. No lo digas. Normalmente no es una buena idea decirle a la audiencia que estamos nerviosos. 
  2. No se nota. Muchas veces estamos nerviosos y pensamos que el público lo está notando. Pero generalmente aunque estemos nerviosos, la audiencia no lo percibe. En cualquier caso, nosotros lo percibimos mucho más que el público.
  3. Actuar con normalidad. Si actuamos con normalidad y nos concentramos en la presentación, los nervios se pasarán.

nervios conexión

 

Existen algunas técnicas de relajación que podemos realizar antes de la presentación. Disponemos de técnicas de respiración. Por ejemplo, una técnica es inspirar profundamente y mantener el aire por nueve segundos. Beber un vaso de agua o seguir algunas rutinas suele ayudar. Concentrarnos en la presentación y prepararla nos enfoca en la exposición.

Algunos tratan de solucionar el problema de los nervios, escribiendo toda la presentación y se la aprenden de memoria. Es una solución parcial porque este tipo de presentaciones quedan poco natural. Suele ser aburrida, poco motivadora una presentación totalmente memorizada.

La mejor solución suele ser ensayar y tener clara nuestra exposición, pero que no resulte una presentación mecánica. Mi consejo si nos da miedo exponer en público es, primero presentamos solos. Luego presentamos a un par de amigos o familiares. Posteriormente presentamos a un grupo mayor de amigos.

Y si presentamos bien y sin nervios a un grupo amplio de amigos, tenemos que pensar que lo mismo será en el acto con el público.

relax

 

Otro truco que suele funcionar es tener algunos amigos en el público y comenzar mirándolos. Si unos amigos se colocan en una zona intermedia, algo alejados, puedo comenzar mirándolos y lo explico como en los ensayos. 

Miramos a un amigo y nos enfocamos, explicando de forma personal como en los ensayos. Aunque no es recomendable que toda la presentación solo miremos a una persona. Las presentaciones normalmente deben ser dinámicas y nuestra mirada también debe moverse entre el público.

Y lo que a mi me funciona, es pensar que por muy mal que salga la presentación luego voy a tener una buena cena y que no es tan grave un poco de nervios.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame