Breve historia de la encuadernación artesanal (parte II)

Más adelante, coincidiendo con el declive del Imperio Romano, hacia el siglo IV ,aparece el libro en forma códice (liber quadratus). Un códice es, como explica la Real Academia de la Lengua Española, en sus tres acepciones, un libro manuscrito anterior a la invención de la imprenta.

Y en su tercera acepción, destaca que puede ser un breviario que contenga los oficios de una diócesis.

Este formato hizo que se ideara otro tipo de protección, consistente en dos tablillas de madera (por lo general de cedro, muy apreciada por su aroma, ligereza y por ahuyentar a los insectos) que se forraban con tiras de cuero de distintos colores y estaban sujetas con una correa.

En Europa, los códices más antiguos datan del siglo VII, bellísimas encuadernaciones hechas con metales preciosos y camafeos en forma de cruz.

Esta es la época de lo que ha llegado a denominarse “libros-joya”, es decir, libros con encuadernaciones con incrustaciones de hueso, marfil, clavos, y piedras preciosas y semipreciosas. Estos libros-joya se convirtieron en una parte más de la riqueza de los mandatarios de aquella época.

Sin embargo, también se han encontrado muestras de estos primeros “códices” con tapas de madera forradas en tela, piel, metal u otros materiales menos valiosos, todo dependiendo de quién hiciera el encargo y según el valor de los documentos que albergara en su interior.

Hemos llegado pues a lo que conocemos por Edad Media, época comprendida entre los siglos V al XV aproximadamente. Fueron unos años en los que acontecen dos hechos históricos muy relevantes en lo que a la historia de la encuadernación se refiere.

Por un lado, como ya hemos explicado anteriormente, aparecen los primeros “códices”, los actuales libros, es decir, documentos que contaban con una portada diferenciada y que sus hojas estaban unidas por el lomo.

Y por otro lado, destacamos una innovación que llega hasta nuestros tiempos, la invención del papel por el pueblo chino.

 

Encuadernación Artesanal

Encuadernación Artesanal

Podemos decir que en esta época aparece lo que técnicamente hoy conocemos como encuadernación, pues encontramos claramente una parte externa unida a los documentos que queremos proteger y embellecer.

Ya en el siglo XV llegó una revolución, la invención de la imprenta, lo que provocó que el número de textos se multiplicara vertiginosamente, y por tanto también la elaboración de encuadernaciones que seguían siendo artesanales.

En esta época las cubiertas dejan de ser tan aparatosas y se vuelven más prácticas, cómodas y menos pesadas.

La madera se sustituye por un papel más grueso o cartón cubierto de tela, piel o papeles decorados.

Este tipo de encuadernación artesanal es la que llega hasta nuestros tiempos, utilizando materiales como telas, papel, pegamentos y colas, hilos y cordones.

Los avances posteriores ya aluden a técnicas industriales, las cuales se distancian de nuestro tema a tratar, las técnicas de encuadernado artesanal.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame