El mito de Hitler

Cuando la figura de Adolf Hitler dejó de ser la de un humano cualquiera y se convirtió casi en deidad, aumentó el número de sus seguidores y la identificación de su persona con la de la nación alemana. Este tipo de culto fue uno de los elementos más característicos del nazismo, surgiendo el mito de Hitler:

1. El führer personifica la nación por encima de los intereses particulares y egoístas de individuos y partidos.

2. Para muchos, el milagro del crecimiento de la economía alemana fue obra de Hitler, reduciendo el paro de 6 millones de alemanes con una política de economía de guerra.

3. Representa la imagen de la Justicia del pueblo frente a quienes son sus enemigos, a pesar de que esa Justicia se base en el miedo, el terror, el asesinato, la masacre... siendo ejemplo de ello la creación de las S.S., en 1934.

4.Sin embargo, otros creen que su figura es la de un moderado, entre ellos, la Iglesia, que opina que son los demás los responsables de los excesos, que ocultan al propio Hitler.

5. Defiende internacionalmente a Alemania y sus valores.

6. Al inicio de la Guerra y con la sorpresa como arma importante, es considerado un genio y estratega militar que es capaz de llevar a sus ejércitos hacia la victoria.

 

Tras su muerte y con el fin del nazismo, muchos de sus seguidores seguían teniéndole como un referente:

  • Alfred Rosenberg: "el motor infatigable de las grandes relalizaciones del Estado nacionalsocialista".
  • Hans Frank: "una especia de superhombre".
  • Von Schirach: "un aliado de la Providencia".
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Alvaro Diez Cárcamo

Diplomado en Estudios Avanzados (DEA), especialidad Historia Contemporánea

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame