La República: 3ª Guerra Púnica

La victoria de Roma en Zama dejó a Cartago como una potencia menor. Pero los romanos todavía recordaban los sufrimientos que causó Aníbal y lo cerca que habían estado de la destrucción. Catón alegaba que si Roma quería vivir libre de la amenaza de Cartago, esta debía ser destruida: Delenda est Carthago! (Cartago debe ser destruida, así acababa Catón cada intervención suya en el Senado).

Pero Roma necesitaba un motivo para declarar la guerra, por lo que en el año 149 a.C. se propuso presionar a Cartago para que la iniciara. Exigió la entrega de 300 jóvenes nobles cartagineses como rehenes y que la ciudad fuera demolida y construida más al interior de África. Cartago se negó y así empezó la Tercera Guerra Púnica.

La guerra consistió prácticamente en un sólo combate. Los romanos asediaron la ciudad durante tres años, y finalmente saquearon y quemaron Cartago destruyéndola por completo.

Roma dominaba de este modo todo el mar Mediterráneo, al que ellos llamaban Mare Nostrum (nuestro mar).

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Verónica Ayelo Henares

Licenciada en Filología Clásica. Autodidacta y experta en el mundo antiguo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame