La vuelta a la calma

Es la parte de la sesión destinada a rebajar el ritmo del cuerpo, es decir, devolver al organismo a la situación de reposo anterior. Debe ser un proceso progresivo.

Sus objetivos son:

  • Bajar las pulsaciones y el ritmo cardiovascular, y fomentar el retroceso venoso.

  • Relajar la musculatura.

  • Fomentar la eliminación de residuos en el organismo tras el esfuerzo.

  • Acelerar la recuperación muscular.

  • Prevenir lesiones.

En esta parte podemos encuadrar ejercicios como :

  • Carrera continua a ritmo bajo.

  • Fuerza compensatoria.

  • Ejercicio y juegos de equilibrio o colaborativos.

  • Flexibilidad

    • Dinámica
    • Estática

 

La carrera continua y los estiramientos son los métodos más utilizados como finalización de la sesión o vuelta a la calma. Ello facilita la eliminación de lactato y otros residuos, y también facilita el retorno venoso llevando sangre cargada de oxígeno y nutrientes nuevos a los músculos. Igualmente un buen estiramiento previene posible lesiones y contribuye a mejorar la flexibilidad.

Todo ello facilita que el organismo pueda disponer de un mejor descanso posterior.


 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Pablo Valencia Castilla

Licenciado en Periodismo

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame