Los mejores cursos GRATIS © AulaFacil.com
  • [Entrada Profesores]
  • Certificaciones
  • [Mi AulaFácil]
jueves, 16 agosto 2018 español
Síguenos
Publica tu curso
¿Cómo Funciona AulaFácil?

Lesiones de rodilla

Sin duda, se trata de la articulación más complicada. Esto se debe a las numerosas partes que componen su estructura. Es una de las articulaciones que más sufren en la práctica deportiva, especialmente en el fútbol. Es fundamental en la marcha o al caminar, así como en la carrera, su acción es fundamental en ello, y su deterioro parece lógico con su uso constante.

La rodilla se compone de huesos, ligamentos, tendones, cápsulas, meniscos, líquido, etc. Su fuerza y estructura dan firmeza y equilibrio al cuerpo. Sus movimientos son flexión y extensión.

 

Extensión y flexión de rodilla

 

Es una articulación troclear formada por los cóndilos femorales, la rótula y la meseta tibial o base en la que se sustenta.

 

Se podría dividir en dos:

- Articulación femorotibial (bicondílea)

- Articulación femororotuliana

 

Entre estructuras óseas (fémur y tibia) se encuentran los meniscos -interno y externo- cuyo fin es amortiguar y evitar fricciones.

En la parte central encontramos el Ligamento Cruzado Anterior (LCP) y el Ligamento Cruzado Posterior (LCP). Ambos se cruzan entre sí.

En los laterales, como su propio nombre indica, está el ligamento lateral interno (por la cara interna) y el externo (por la cara externa).

La rotula, situada en la parte central de la rodilla, es una parte ósea, con forma triangular y aplanada en la cara anterior. Franqueada por una cápsula articular, menisco, tejido cartilaginoso, los ligamentos anteriormente ya citados, y sobre todo, sustentada por el tendón rotuliano y del cuádriceps.

 

Rodilla

 

 

Lesiones de rodilla más comunes en el fútbol.

  • Esguince: movimiento inadecuado o fuera del rango de movimiento de la articulación, que produce distensión o elongación excesiva de los ligamentos de la articulación, o incluso rotura: Este puede ser de tres grados.
  1. Grado I: sin rotura de ligamentos. Presenta dolor y sensibilidad.
  2. Grado II: rotura parcial de ligamentos, inflamación, dolor y equimosis. Dificultad al caminar.
  3. Grado III: Rotura total de ligamentos. Inflamación, edema, dolor e imposibilidad de apoyo y de caminar.

Sin duda, la más común de las patologías, o lesiones, es la rotura de los ligamentos cruzados, una lesión muy frecuente en futbolistas.

  • Dislocación de rotula: esta estructura se sale de su posición normal produciendo, por movimiento inadecuado, debilitación o descompensaciones musculares:
    • Deformación.
    • Disminución y limitación del ROM.
    • Dolor y sensibilidad.
    • Inflamación.
  • Tendinopatía: inflamación del tendón por sobreuso, trauma, desajustes biomecánicos o mala práctica deportiva.
  • Tendinitis rotuliana: inflamación del tendón rotuliano. Es muy frecuente en el deporte debido a los constantes saltos, giros, aceleraciones, etc.:
    • 1. Conlleva dolor post ejercitación o durante ella.
    • 2. Tiene carácter crónico.
  • Condromalacia: los traumatismos repetidos en la rodilla, los movimientos que someten a continuo estrés a toda la estructura cartilaginosa y los desajustes biomecánicos en la rodilla y la posición de la rotula originan un deterioro del cartílago articular de la rotula, produciendo dolor.
  • Meniscopatia: lesión que afecta al menisco, ya sea interno o externo, o sus estructuras cartilaginosas. Muy frecuente en el deporte por su uso elevado. Puede conllevar desgarros severos o leves, por acción traumática propia de la competición, o desgaste por motivos de edad como proceso degenerativo. Puede producir:
    • Dolor en la interno y al caminar.
    • Imposibilidad de flexionar la rodilla.
    • Inflamación.
    • Posible edema.
    • Bloqueo articular y sonido de crujido.

 

Tratamiento para estas lesiones

  • Metodo RICE:
  1. Reposos.
  2. Hielo: antiinflamatorio y analgésico.
  3. Compresión.
  4. Elevación de la pierna lesionada para favorecer el retorno venoso.
  • Tratamiento con profesionales:
  1. Masajes.
  2. Crioterapia.
  3. Kinesiotape.
  4. Manipulaciones y movilizaciones.
  5. Vendaje funcional.
  6. Acupuntura.
  7. Punción seca.
  8. EPI (Electrolisis Percutánea Intratisular).
  • Medicamentos:
  1. Antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno.
  2. Analgésicos.
  3. Colágenos.
  4. Ácido hialurónico.
  5. Otros.
  • Cirugía:

Artroscopia: cirugía en la que se usa una microcámara y pequeños instrumentos introducidos por dos orificios pequeños hacia el interior de la rodilla para realizar la intervención.

Reconstrucción del ligamento mediante:

1. Injerto o Plastia.

  • Rehabilitación y readaptación deportiva:
    • Fijar duración, tiempos y etapas.
    • Supervisión y tratamiento fisioterapéutico durante todo el proceso.

 

Ejemplo: protocolo de rehabilitación de rodilla tras operación de Ligamento Cruzado Anterior (LCA) (de mikkelsen y col 2000 y shaw 2002).

 

Protocolo de rehabilitación de LCA

SEMANA 1

  • Reposo absoluto, frío local.
  • Electro estimulación muscular del cuádriceps.
  • Elevación de la pierna.
  • Ejercicios isométricos.
  • Movimientos pasivos de la rodilla.

SEMANA 1 – 2 (más lo anterior)

  • Desplazamiento con muletas.
  • Estimular el soporte del peso corporal.
  • Ejercicios activos de flexión de rodilla hasta 90°.
  • Retirada de los puntos.

SEMANA 2 – 3

  • Movilización de la rotula.
  • Reeducación de la marcha, marcha sin muletas.
  • Ejercicios activos de flexión de rodilla hasta limitación por el dolor.
  • Bicicleta estática cuando la flexión de la rodilla sea de 100°.
  • Ejercicios en piscina.

SEMANA 3 – 5

  • Flexión pasiva de rodilla.
  • Trabajos de propiocepción y de equilibrio.
  • Ejercicios de cadena cinética cerrada para cuádriceps y rodilla.
  • Entrenamiento isocinético.

SEMANA 5 – 6

  • Conseguir un recorrido articular de 130°.
  • Trotar, correr suave.
  • Ejercicios de agilidad.

SEMANA 7 – 10

  • Correr recto sobre superficie plana.
  • Incrementar todo lo anterior.
  • Recuperación total de ROM.
  • Ejercicios específicos a baja intensidad.

TERCER MES

  • Trotar y correr sobre cualquier superficie.
  • Correr con giros, cambios de dirección 45°.
  • Carreras con aceleraciones y desaceleraciones.
  • Ejercicios específicos del deporte.

ENTRE CUARTO Y SEXTO MES

  • Volver a la práctica deportiva habitual.
Conoce al Autor/a:
Gracias por compartir y gracias por enlazar la página
Compartir en Facebook
Acepto vuestra política de privacidad
Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín diario!:

Búsqueda personalizada
Existen nuevos mensajes en las siguientes salas de chat:

      Recibe gratis alertas en tu navegador, sin configuraciones ni registros. Más info...
      [No me interesa] | [Me Interesa]



      ¿Dudas? ¿Preguntas? Plantéalas en el foro
      Suscríbete Gratis al Boletín

      Escribir la dirección de Email:

      Acepto vuestra política de privacidad
      Consentimiento Expreso para el tratamiento de datos de carácter personal recabados por vía electrónica (leer consentimiento)

      Delivered by FeedBurner

      Destacamos
      Cargando datos...
      Buenos Artículos Diarios

      Sigue a AulaFácil en:

      Ránking Mundial Certificados
      Banner AulaFácil

      Este es un producto de AulaFacil S.L. - © Copyright 2009
      B 82812322 Apartado de Correos 176. Las Rozas 28230. Madrid (ESPAÑA)