Equipo de colaboradores

Un entrenador siempre ha de estar rodeado de un buen equipo de colaboradores para conseguir que su trabajo sea lo más eficaz posible.

Cuando hablamos de nivel profesional el equipo de trabajo que rodea al entrenador suele estar formado por el segundo entrenador, un técnico que prepara específicamente a los porteros, el preparados físico, el médico, el fisioterapeuta y en algunos equipos también un psicólogo.

Obviamente no en todo los clubs el entrenador dispone de semejante colaboración. Todo depende de la categoría del equipo y sobre todo del potencial económico que disponga y si hablamos de categorías amateurs o de iniciación posiblemente la colaboración se reduzca a un SEGUNDO ENTRENADOR y gracias, por eso me quiero referir en este capítulo a las personas que realizan esta misión.

Siempre ha de ser una persona de total confianza elegida por el primer entrenador y nunca impuesta por el club.

Debe de ser alguien que en base a esa confianza que se tiene en él, se le da la responsabilidad y atribuciones suficientes para realizar su trabajo, haciéndole que se sienta importante dentro del grupo y sobre todo no desautorizándolo nunca en público.

De ahí la importancia de la conexión que debe de existir siempre entre el primer y el segundo técnicos para funcionar en equipo y estar en perfecta sintonía el uno con el otro.

La misión del segundo entrenador es muy amplia y sirve entre otras cosas para descargar de trabajo al primero, que delega en él determinadas funciones que son de una gran importancia para el correcto funcionamiento del equipo.

Antiguamente el segundo entrenador se limitaba en los entrenamientos a pitar los partidos, repartir los petos y entrenar a los porteros. Hoy en día eso ha cambiado y el trabajo a dúo con el primer entrenador ha significado una mejora importante en la preparación del equipo.

Las misiones específicas del segundo entrenador pueden abarcar los siguientes apartados:

  • Ayudar a controlar el vestuario y servir de enlace entre los jugadores y el primer entrenador.
  • Trabajo especifico con los porteros.
  • Trabajo individual con determinados jugadores que necesiten mejorar sus condiciones técnicas. Esto es importante sobre todo en categorías inferiores.
  • Trabajo en grupos repartiéndose el equipo con el primer entrenador.
  • Entrenamiento y recuperación con jugadores que por diversos motivos deben de trabajar a parte del grupo principal por que han salido de una lesión o están cortos de preparación por diversos motivos.
  • Dirigir los calentamientos, estiramientos (inicio y final) y relajación (final) en las sesiones de entrenamiento. Esto lo realiza habitualmente el preparador físico, pero no todos los equipos disponen de un profesional de estas características, sobre todo los clubs no profesionales.
  • Llevar controles estadísticos sobre la plantilla relacionada con entrenamientos realizados y partidos disputados entre otros aspectos.
  • Realizar informes sobre los equipos contrarios.
  • Crear un buen ambiente en el vestuario.
  • Sustituir con garantía al entrenador principal cuando haga falta por necesidades de trabajo ó simplemente si éste se pone enfermo. Etc.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame