Un poco de práctica

Suponemos que has adquirido una pequeña idea del Magnetismo. Queda mucho camino por recorrer. Nosotros con esta idea elemental que hemos alcanzado podemos continuar nuestro estudio del Electromagnetismo.

 

Sería muy útil combinar un poco de práctica con teoría. Cada una por separado tiene menos recorrido real de lo que parece. Juntas aclaran y confirman muchas ideas y conceptos.

En la siguiente fotografía se muestran unos sencillos materiales para comprobar lo fundamental de cuanto veremos en este curso:

s

 

Con una pequeña tira de cartón ondulado hemos hecho una caja sin tapas. Hemos enrollado hilo de cobre esmaltado, unas sesenta vueltas. Un sencillo polímetro, cuatro pequeñas barras de imán cuyo tamaño es suficiente para poder sujetarlo con dos dedos.

Recuerda que los extremos del hilo han de estar sin esmalte y se conectan con las pinzas del polímetro.

Al selector del polímetro lo dejas en milivoltios (mV).

Tomas los imanes y los mueves dentro del hueco de la bobina de arriba a abajo con rapidez, y verás que en la ventana del polímetro aparecen los milivoltios de la corriente que estás generando al variar el campo magnético.

 

Sería conveniente hacerte tu propio motor eléctrico. Es algo muy sencillo y que te viene muy bien para lo que vamos a estudiar en las lecciones siguientes.

Sabemos que si a un motor eléctrico lo conectamos a una fuente de energía eléctrica, una parte de él comienza a girar alrededor de un eje. Pero ¿por qué gira?

En tu casa tienes electrodomésticos como una lavadora, una batidora, ventilador, microondas, etc., y cada uno de ellos con su motor.

Viendo la importancia del motor eléctrico ¿por qué no te animas a hacer uno?, aunque sea muy rudimentario.

Los materiales que necesitas para comenzar son muy sencillos.

Obsérvalos en la foto siguiente:

pila

 

Con metro y medio de hilo de cobre esmaltado puedes hacer una bobina de 15 vueltas alrededor de un corcho de unos 3cm de diámetro. No aprietes mucho para poder sacar el corcho luego.

Dejas una longitud de 8cm de hilo por cada extremo y le das un par devueltas transversalmente a la sencilla bobina para que mantenga su forma. No te olvides de quitar el esmalte a las puntas del hilo.

Necesitas uno o dos imanes. Producen más efecto cuanto más próximos se hallen de la bobina; también una pila que aunque esté algo usada no importa.

Con dos trozos de metal que no sean atraídos por el campo magnético (en la foto dos pequeñas tiras de aluminio en forma de columna, a las que les hemos hecho dos agujeros muy pequeños a cada una. Uno en la base para sujetarlos a la madera y otro en la parte superior, ambos agujeros debes procurar que estén a la misma altura y en el centro de la tira metálica que es donde colocarás la bobina).

A la bobina la colocas tal y como puedes ver en la foto siguiente:

circuito

 

Cuida que quede horizontalmente sin dobleces ni curvas en el hilo de cobre.

En el momento que los cocodrilos de conexión procedentes de la pila los coloques en las dos columnas del metal no magnético (en nuestro caso el aluminio) cierras el circuito, y la bobina comenzará a girar.

 

Problemas. Casi siempre que hagas una maquinita, por muy sencilla que sea, pocas veces funciona correctamente a la primera.

Si ves que no gira la bobina (posiblemente notes que tiene una especie de temblor) puede suceder que necesite una pequeña ayuda. Con un dedo y con cuidado le empujas a la bobina hasta que “arranque”.

Procura tener un poco de paciencia y nunca te desanimes. No lo dejes hasta que veas girar y a bastante velocidad rotacionalmente.

En YouTube tienes interesantes motores eléctricos caseros y que funcionan muy bien siendo, algunos ellos, más sencillos que este. En este lugar encontrarás cosas muy interesantes, pero lo importante es que tú te construyas el tuyo, y será el mejor.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame