Naturaleza del magnetismo

Comprobamos que una corriente eléctrica produce un campo magnético del modo siguiente:

Si colocas una brújula bajo un trozo de cable de cobre no pasa nada. Pero si a este trozo de cable lo conectas a una batería o una pila, la aguja de la brújula cambia de dirección.

A la aguja imantada la altera solamente un campo magnético.

Si al paso de una corriente eléctrica por un conductor próximo a la aguja de la brújula ésta cambia de dirección, podemos afirmar que hemos creado un campo magnético:

corriente

 

En la figura tenemos, a la izquierda, un alambre de cobre sobre una brújula que nos indica la dirección NO sobre un circuito abierto (no hay paso de cargas eléctricas por el conductor).

A la derecha tenemos el circuito cerrado, estableciéndose el paso de las cargas eléctricas, por lo que se crea un campo magnético que afecta a la dirección de la aguja de la brújula.

Es importante que te fijes en que si las cargas eléctricas no se mueven, no hay ni corriente eléctrica ni campo magnético.

 

 

¿Podemos decir que el electrón puede comportarse como un imán?

La respuesta, por lo que venimos diciendo, es que sí, pues se trata de una carga eléctrica que se mueve y hemos manifestado que alrededor de una corriente de electrones en movimiento se produce un campo magnético.

 

Si todos los electrones girando alrededor del núcleo se mueven ¿por qué no todos los elementos de la naturaleza atraen?

Generalmente, los electrones al moverse en sus órbitas correspondientes cambian sus direcciones, y esto hace que desde el punto de vista magnético sus campos se anulen, contrarresten o neutralicen, siendo insignificante su efecto magnético.

Sin embargo, cuando en un material una parte importante de sus electrones coinciden en las direcciones de sus movimientos, lo que provoca es una suma de muchos millones de pequeños campos magnéticos.

En este caso, los campos magnéticos no se contrarrestan, sino que se suman, refiriéndonos al imán permanente.

 

 

El mineral conocido con el nombre de magnetita (óxido de hierro) es imán natural:

minerales

 

El nombre se deriva de una localidad llamada Magnesia en Macedonia (señalada en un círculo):

mapa

 

Se tienen noticias de la magnetita desde antes del siglo I.

Existen yacimientos en Suecia, Rusia, Estados Unidos, África del Sur, América del Sur, etc.

En España tenemos en Andalucía, Toledo, Badajoz, Murcia, etc.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame