La Financiación proporcionada por entidades financieras, subvenciones y nuevas formas de financiación a largo plazo

La financiación bancaria, proporcionada por entidades de crédito a través de préstamos y créditos, es la fuente de financiación más utilizada por las pequeñas y medianas empresa.

 

También las entidades financieras especializadas financian a las empresas bajo diferentes tipos como el leasing o el renting.

  1. Préstamos/Créditos: Hay que diferenciar entre contrato de préstamo y contrato de crédito. En el préstamo el prestamista entrega al cliente una cantidad de dinero que hay que devolver más los intereses pactados. La disposición se realiza de forma única por el total del importe concedido. Por otro lado, en el contrato de crédito la entidad financiera pone a disposición del cliente unos fondos bajo unas condiciones y durante un plazo determinado.

 

El crédito puede ser simple, se puede utilizar el crédito una sola vez aunque se efectúe con retiradas parciales; o en cuenta corriente o cuenta de crédito, donde el cliente puede disponer de todo o parte del dinero, y reintegrar diferentes cantidades en cualquier momento para volver a retirarlas posteriormente.

 

Existen varias diversas formas de cancelar los préstamos:

    1. Elemental o simple: la amortización se produce con un solo pago, intereses más principal, al final de la vida del préstamo.
    2. Método americano: intereses periódicos y amortización del principal al final de la operación.
    3. Método francés: pago periódico de cantidades constantes, que incluyen los intereses y amortizaciones parciales del principal.
    4. Cuotas de amortización constantes: el va amortizando el principal mediante cuotas constantes. La empresa deberá pagar también en cada período los intereses devengados sobre el capital pendiente.
  1. Leasing: también denominado arrendamiento financiero, consiste en la cesión del uso de bienes muebles o inmuebles a cambio del pago periódico de una cuota y que incluye una opción de compra a su término a favor del usuario.

 

El plazo mínimo de un contrato de leasing varía entre dos y diez años no teniendo que coincidir con la vida del bien o período de amortización del mismo.

 

Existen varias modalidades de arrendamiento financiero o leasing:

  1. Leasing financiero: una entidad financiera especializada o entidad de leasing es la que realiza la operación de leasing. Es un contrato que no puede terminarse anticipadamente. Los gastos de reparación, mantenimiento y obsolescencia del activo objeto del contrato corren a cargo del arrendatario.
  2. Lease-back o retroleasing: una empresa vende a una sociedad de leasoing im activo de su propiedad sobre el que se realiza posteriormente un leasing financiero. La empresa busca obtener un volumen alto de liquidez sin perder el usufructo de sus bienes.
  3. Leasing operativo: el fabricante o distribuidor del activo realiza la operación y el arrendatario puede terminar anticipadamente la operación. Los gastos de reparación, mantenimiento y obsolescencia corren por cuenta del arrendador.
  4. Renting: es el alquiler de un bien a cambio de una cuota periódica. Es similar al leasing pero se diferencian en:

a. No existe opción de compra del bien cuando termina el contrato.

b. Son contrato a más corto plazo.

c. Los bienes pueden estar usados.

d. El importe de la cuota se determina por el grado de utilización del bien.

e. El contrato se puede cancelar antes de la finalización del plazo acordado.

f. La conservación del bien corresponde al arrendador.

 

La cuota del renting es un gasto deducible al 100% en el Impuesto de Sociedades.

  1. Subvenciones: aportaciones realizadas por el Estado y otras entidades (públicas y privadas) a las empresas. Existen dos tipos:
    1. Subvenciones de capital: financian activos fijos y aparecen en el balance como fondos propios.
    2. Subvenciones a la explotación: se consideran como ingreso del ejercicio.
  1. Capital riesgo: inversión de capital de una nueva sociedad que en su misma naturaleza puede ser considerada como actividad de alto riesgo. La rentabilidad esperada es también muy superior para compensar un probable porcentaje de fracasos.
  2. Sociedades de garantía recíproca: las entidades financieras otorgan avales y garantías a favor de sus socios, pequeñas y medianas empresas. Desempeñan un papel de intermediario financiero entre las empresas y las entidades de crédito para que las empresas puedan acceder al crédito bancario y en mejores condiciones de plazo y tipo de interés.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame