La Financiación Externa a largo Plazo. La Financiación Directa en los Mercados Financieros

Se distinguen dos vías de financiación directa en los mercados financieros:

  1. La emisión de acciones: sólo la pueden realizar las empresas constituidas como sociedades anónimas, bien para el momento de la constitución de la sociedad, para lo que la ley exige un capital mínimo de 60.102 euros; o bien, posteriormente mediante ampliaciones de capital.

 

Las acciones son valores que representan una parte proporcional del capital social de una sociedad anónima. Se emiten al valor nominal, valor mínimo permitido o con prima de emisión, es decir, a un precio superior al valor nominal.

 

La contrapartida más habitual de una ampliación de capital consiste en una aportación monetaria por parte de los accionistas que han adquirido las acciones emitidas.

 

También puede consistir en una aportación no dineraria, una compensación de créditos o las propias reservas de la sociedad.

 

Cuando el inversor en acciones adquiere la condición de propietario o socio de una parte de la compañía que las ha emitido, le corresponden determinados derechos económicos y políticos.

 

Los principales derechos económicos son la participación en el patrimonio resultante en el caso de liquidación de la sociedad y el derecho de suscripción preferente de nuevas acciones en las ampliaciones de capital o en las emisiones de obligaciones convertibles. El principal derecho político es el voto en las juntas generales de accionistas y la posibilidad de participar en la gestión de la empresa.

  1. Emisión de bonos y obligaciones: los bonos y obligaciones son valores emitidos en serie que representan una parte proporcional de la deuda contraída por la entidad emisora. El conjunto de valores emitidos constituye el empréstito, y el valor nominal del empréstito es el importe de la deuda total contraída por el emisor con el conjunto de compradores de los valores.

La diferencia entre bonos y obligaciones está en el plazo de los mismos:

  • Bonos: si el vencimiento es inferior a cinco años.
  • Obligaciones: si el vencimiento es superior a cinco años.

 

La adquisición de bonos y obligaciones concede al inversor que los compra la condición de prestamista del emisor y le otorga unos derechos económicos futuros:

 

  • La devolución del valor nominal del título siguiendo el calendarios de amortización establecido.
  • La obtención de determinados rendimientos o intereses, denominado cupón, que pueden ser fijos o variables.

Por otro lado, los empréstitos pueden incorporar dos tipos de primas:

  • La prima de emisión o emisión bajo la par: cuando se emiten títulos a un precio inferior al nominal.
  • La prima de amortización o prima de reembolso: devolución al inversor de un valor superior al nominal en el momento de la amortización.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame