Otras estrategias

Estrategias genéricas

El propósito principal de la estrategia empresarial es lograr una ventaja competitiva sostenible: una posición sólida en el mercado que se mantenga en el largo plazo.

Con ese objetivo, además del enfoque basado en la matriz DAFO y la estrategia de innovación, hay varias aproximaciones estratégicas. Muy importante es el de las tres estrategias, desarrolladas por Michael Porter, que las llamó estrategias genéricas y consisten en lo siguiente. 

 

Liderazgo en costes: consiste en fabricar o comercializar bienes de calidad similar a los de la competencia a más bajo precio. Se busca el margen de ganancia en la cantidad y exige un esfuerzo especial en controlar los costos de producción. Esto requiere procesos eficientes, economías de escala, acceso preferencial a materias primas o buenas relaciones con los proveedores. Ejemplo, algunas cadenas de tiendas de precios bajos.

 

Diferenciación: es una estrategia basada en que los consumidores prefieran el producto por alguna característica particular, que lo haga percibir como único. Para eso hay que contar con un diseño o una tecnología especiales que haga que los productos se distingan por su aspecto o su calidad. El cliente es menos sensible al precio. Ejemplo, zapatos comprobadamente duraderos, artefactos con diseños originales.

Enfoque o especialización (también llamada de “nicho”): orientada hacia mercados pequeños puede aplicar una de las dos opciones mencionadas, pero para clientes con necesidad específicas o requerimientos especiales. La ganancia no viene dada por la cantidad vendida sino por el precio que los consumidores están dispuestos a pagar. Ejemplo, crema para la piel con determinado componente patentado. 

Un video en el que se describen estas estrategias con más detalle puede verse en: https://www.youtube.com/watch?v=z4tIcAX5z9g

 

Más opciones estratégicas

Algunas estrategias son únicas por lo que no encajan en ninguna clasificación, pero hay varias otras alternativas que pueden útiles para una empresa según los retos de su entorno.

Estrategia de diversificación. Se dirige a mantener la posibilidad de que si un negocio fracasa otro mantenga la vigencia del consorcio. Cuando se trata de negocios relacionados se le llama diversificación concéntrica. Es el caso de bancos que adquieren empresas de seguros, por ejemplo. La diversificación es horizontal cuando se trata de adquirir negocios que tienen básicamente los mismos clientes: las cadenas de gasolineras que tienen también un negocio de venta de accesorios o de comida rápida.

 

Integración vertical: hacia arriba es la adquisición de una empresa suplidora de materia prima; por ejemplo, la fábrica de queso adquiere la hacienda productora de leche. Hacia abajo es la adquisición de la distribuidora de los productos o la cadena de tiendas especializadas que los vende. Por ejemplo, la refinería de petróleo que compra una cadena de gasolineras.

Una forma de integración vertical especial es por medio de franquicias.

 

Integración horizontal: adquisición de empresas de naturaleza similar  que producen o distribuyen bienes un tanto distintos aunque relacionados. La tienda para caballeros adquiere la zapatería que queda al lado y las une.

 

Estrategia de cooperación. Aunque no es exageradamente común, dos o más empresas pueden llegar a acuerdos de cooperación de distintos tipos: para importar materia prima que ambas usan y tienen el mismo suplidor, para llevar a cabo investigación conjunta, para intercambiar mejores prácticas, etc.  

 

Estrategia de imitación

Aunque suena poco ético, muchas empresas se desarrollan sobre la base de una “Creación cuidadosa y planificada para copiar o adaptar un producto o una estrategia.

Las modalidades más usuales son:

  • Copia (legal o ilegal) de un producto para competir en el mercado existente.
  • Adaptación de un producto existente a una nueva necesidad (puede requerir cierta creatividad).
  • Aprendizaje de la naturaleza de un producto para desarrollar uno superior con el mismo uso (ejemplo, la industria japonesa en los años 1950 y 60).

La siguiente etapa en la gestión estratégica es llevar a la práctica las líneas estratégicas decididas.

 

Estrategia del Oceano Azul

Un abordaje estratégico original, de (relativamente) reciente factura, es la llamada "Blue Ocean Strategy", propuesta por W. Chan Kim y Renée Mauborgne, en un libro del mismo nombre (Harvard Bussines Review, 2005). Requiere imaginación y un buen esfuerzo creativo. 

Esta estrategia consiste en crear un nuevo espacio de mercado en el que no haya competidores. En ese contexto la competencia se hace irrelevante. Los ejemplos más notables de esta aproximación estratégica son Amazon y el Cirque de Soleil.

 

Ejercicio 17. Para pensar seriamente

Dicen que en 1883, un empleado de la oficina de patentes de Estados Unidos opinó que ese servicio se debía cerrar porque ya todo estaba inventado.

¿Qué faltará por inventarse ahora?

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Ramón Solano

Master of Engineering Management

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame