Temperamento nervioso

Temperamento  nervioso 

En este tipo de temperamento nervioso predomina la intuición, y es inquieta,  curiosa, subjetiva, intuitiva, creativa, versátil, pero es sugestionable. No soporta la rutina, ni que le impongan reglas o tiempo, prefiriendo hacerlas cosas a su manera y a su ritmo. Son creativos, originales en todo lo que hace, se siente atraído por lo nuevo y la belleza. Este temperamento es propio de personas autónomas, aplicadas a las relaciones públicas, y en especial se relaciona con artistas.

Son personas que no pueden hacer algo a disgusto, por eso es una necesidad  dedicarse o trabajar en cosas que se relaciones con sus motivaciones, gustos y  tendencias. Ver a una persona con este temperamento trabajando en algo rutinario  como en una oficina, será como ver un tigre enjaulado, por lo que este tipo de trabajo no es apto para ellos, pero suelen preferir profesiones como el arte, psicología y carreras humanistas. Ellos necesitan sentirse plenos y llenos en la tarea o trabajo que realicen.

En las relaciones sociales, este tipo de personas son muy emocionales, sensibles, necesitan la aprobación de los otros, precisan el afecto de los que quiere. Son personas con encanto, pero tienden a ser inestables emocionalmente, llegando a ser  susceptibles, trasparentes, demostrativo de lo bueno y lo malo.

En cuanto a las relaciones de pareja, este tipo de personas le da más importancia a la comunicación y a los afectos, que al placer sexual. No suele gustarle lo normal y corriente, por eso suele tener a veces aventuras o escapes románticos, ilusorios o ficticios e imposibles de concretar.

En el trabajo o en la actividad que realice odia los horarios fijos, prefiriendo los horarios flexibles, que se adapten a su ritmo versátil y variable. A veces suele  derrochar energía y su trabajo es por impulso, variable o de a saltos. Necesita  espacio, autonomía e independencia para que surja su creatividad. Prefieren los trabajos precisos, meticulosos a los abstractos. Por lo general no se dedica a una sola cosa, sino que hace muchas, es por eso que necesita flexibilidad en sus horarios. Hace según su estado de ánimo.

Enfoque grafológico

La escritura de un temperamento nervioso es imprecisa, un poco angulosa, pero  también habrá curvas, temblorosa, irregular y móvil, de trazo fino y tiende a ser pequeña a normal. Se encuentran trazos finos y sin ritmo, imprecisos. La escritura es movida, con pequeños temblores, vacilante y baja. No hay igualdad en el tamaño, dirección o inclinación. Presión imprecisa, y la velocidad será suspendida y sin regularidad. Típica de la escritura filiforme, ilegible, rápida y precipitada.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame