Flexibilidad del suelo pélvico

Primer paso:

  • Siéntate en el suelo, en una esterilla de deporte (en el caso de no disponer de ninguna, se puede sustituir por una toalla, una manta o cualquier superficie donde estemos cómodas para poder realizar estos movimientos).

 

cd

 

  • Une la suela de los pies.

 

e

 

  • Espalda siempre recta.

 

d

 

  • Acerca los pies a la zona de la pelvis (sin hacer esfuerzo, hasta donde lleguemos).

 

 ff

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame