Algo que no debemos olvidar sobre la alimentación y las vitaminas

ter54

 

  • La vitamina C fortalece tus defensas y facilita la absorción de hierro. Se encuentra en las fresas, cítricos, papaya, arándanos, grosellas negras, kiwis, pimientos, tomates, brócoli, espinacas, col rizada, coles de bruselas, patatas, berros y la coliflor.
  • La vitamina D es imprescindible para una mejor absorción del calcio y el desarrollo óseo y dental del feto. Se encuentra en pocos alimentos (el pescado azul, la yema de huevo, la leche y la mantequilla) y se recibe en gran parte de la luz solar.
  • La vitamina E es un antioxidante celular. Se encuentra en el aguacate, las semillas de lino, los frutos secos, los aceites vegetales, el pan integral o el pan con germen de trigo.
  • La vitamina K es esencial en el proceso de coagulación de la sangre y por ese motivo se suministra a los recién nacidos para evitar cualquier enfermedad hemorrágica. Se encuentra en hortalizas verdes como el brócoli, la col y las espinacas.
  • El calcio es vital para el desarrollo óseo y dental, y participa en el desarrollo de nervios y músculos. Las embarazadas jóvenes y las mujeres que no consumen productos lácteos deben aumentar la ingesta de tofu, almendras, hortalizas de hoja verde, alubias, lentejas, guisantes e higos secos, pescado azul, las sardinas y los boquerones enlatados.
  • El yodo participa en el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que es la encargada de regular el metabolismo de la madre y del bebé. La carencia de este mineral puede producir problemas en el desarrollo cerebral. Se encuentra en el pescado, el marisco, los productos lácteos, las algas marinas, los huevos y la leche.
  • El hierro es esencial para la producción de glóbulos rojos, su déficit puede provocar anemia. Las principales fuentes son: El pan, las judías, las alubias cocidas, la fruta deshidratada, la coliflor, los champiñones, las hortalizas de hoja verde, el brócoli, la carne roja, el pollo, el pavo, las sardinas, los boquerones en lata y el huevo.
  • Recuerda que lo que ingieras tú lo ingiere tu bebé. Evita la bollería industrial, los fritos y los refrescos. Y recuerda además de que no debes fumar ni beber alcohol.

 

Bibliografía:

  • "El nuevo gran libro del embarazo y el parto". Sheila Kitzinger.
  • "El embarazo". Larousse.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame