Conclusiones

post parto 69

Aunque nos pongamos muy impacientes por volver al estado físico que teníamos antes del embarazo, debemos recordar hacer los ejercicios con calma al principio.

Será importante mantener informado a nuestro médico sobre las actividades que realicemos.

Además de estos ejercicios sugeridos, es posible que también desees hacer algún tipo de trabajo cardiovascular, por ejemplo: caminatas a paso rápido (que además puedes hacer mientras paseas a tu bebé).

¡No te exijas demasiado!

A medida que te sientas más fuerte y duermas un poco más, te sentirás en mejores condiciones para realizar aquellos ejercicios o prácticas que más te gusten para mejorar tu condición física.

Recuerda que es de gran importancia mejorar la condición emocional y mental para lograr superar los nuevos retos que en esta nueva etapa de vida se nos presentaran.

Quiérete mucho y regálate tiempo para permanecer tranquila y en paz contigo misma y el nuevo entorno que hoy te rodea.

La paciencia será una clave importante para no desanimarte, pues se convertirá en tu mejor aliada para lograr con éxito tus metas.

 

¡Se feliz y amate! Y sobretodo, ánimo  ya que tienes el poder de lograr lo que desees.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame