Lateralidad corporal

La lateralidad es la dominancia lateral, acentuación lateral en la estructura y función de los órganos duplicados. Aparece con especial claridad en la mano. Pero la lateralidad se da también en los ojos, los oídos, los brazos, las piernas, los pies, y en muchos órganos. Es una consecuencia de que nuestro cerebro es funcionalmente asimétrico. El cerebro humano está compuesto por dos hemisferios (hemisferio derecho y hemisferio izquierdo), ambos se unen a través del cuerpo calloso. Hay un hemisferio preferente o que controla y predomina en cada una de las funciones psicológicas. 

 

El hemisferio dominante suele ser, en la mayoría de personas, el izquierdo. Tiene las siguientes características: estilo de procesamiento práctico, realista y lógico, es de carácter analítico y hace posible la abstracción desde lo concreto.

 

El hemisferio subdominante suele ser el derecho y tiene las siguientes características: es intuitivo, altruista y cooperacional. Favorece el comportamiento social y permite el reconocimiento de rostros y objetos.

 

Tipos de lateralidad:

Diestro: persona con preferencia de uso del lado derecho en mano, pie, ojo y oído. El hemisferio que organiza la estimulación entrante y organiza la respuesta motora es el izquierdo.

 

Zurdo: persona que utiliza de forma preferente la mano, pie, ojo y oído izquierdos. El hemisferio que organiza la estimulación entrante y organiza la respuesta motora es el derecho.

Zurdería contrariada: su lado izquierdo es el dominante, pero utilizan la derecha (normalmente la mano derecha) por influencias sociales y culturales, o por imitación de otros compañeros o miembros de la familia.

 

Ambidextrismo: utilización con la misma eficacia de los dos lados del cuerpo. No es frecuente y cuando se encuentra suele ocurrir a nivel manual.

 

Lateralidad cruzada: se produce cuando los índices preferentes o dominantes no se sitúan en el mismo lado del cuerpo. Por ejemplo, en caso de ojo derecho, oído derecho y mano y pie zurdos, es un caso de lateralidad cruzada. Cuando solo se cruza un índice se suele hablar de «cruces».

 

Lateralidad sin definir: la expresión lateralidad sin definir se refiere a la falta de establecimiento de preferencia lateral clara, a dominancias no definidas. El niño utiliza un lado del cuerpo u otro, sin la aplicación de un patrón definido y estable. En esos casos el empleo de una mano, ojo, oído o pierna, no es constante ni está diferenciada totalmente.

 

Laura García Gallego

Graduada en Educación Primaria con mención en Educación Especial

Contenido Relacionado
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame