Vistas diédricas, el croquis

1. Vistas diédricas

Para que una pieza quede representada de manera óptima y de una idea exacta de todos sus detalles, sus vistas han de estar colocadas siempre de la misma manera:

  • La planta ha de estar situada por debajo del alzado y correspondiéndose con él, es decir, deben coincidir perpendicularmente.
  • El perfil se situará a la derecha o a la izquierda (dependiendo del sistema elegido) del alzado correspondiéndose con este horizontalmente.
  • La anchura(X) será la misma para el alzado y la planta.
  • La altura(Z) se corresponderá en el alzado y el perfil.
  • La profundidad(Y) será igual para la planta como para el perfil.

diedrico

 

2. Elección de vistas

No existe una norma fija que permita elegir las vistas más adecuadas para representar una pieza.

La única norma a seguir para conseguir un buen croquizado es que las vistas elegidas han de permitir interpretar la pieza con total precisión y sin ambigüedad, aunque podemos describir unas reglas de carácter orientativo a tener en cuenta:

  • Utilizar el menor número posible de vistas, siempre y cuando quede perfectamente detallada la pieza, utilizando para ello el alzado y la Planta.
  • El alzado será la vista principal, es decir, la que de mejor idea de la pieza a representar. Por tanto, será la primera vista a trazar.
  • Se eligen las vistas, de manera que al hacer el croquis se produzcan el menor número posible de líneas ocultas.
  • Se preferirá el perfil colocado a la derecha, es decir, el obtenido al mirar la pieza desde la izquierda (sistema europeo). Aunque la utilización del perfil dependerá en gran medida del número de aristas visibles.
  • Las piezas se representarán en la posición de funcionamiento o de montaje, siempre que no entre en contradicción con alguna de las reglas anteriores.
  • Cuando las piezas tengan diversas posiciones de funcionamiento como tornillos, pasadores, ejes, etc... se dibujarán en su posición principal de fabricación.

 

3. Representación de sólidos

En la croquización de piezas se emplean cuatro tipos de líneas: continuas gruesas y finas, de trazos y de trazo y punto.

  • Continuas gruesas, se utilizan para representar contornos o aristas visibles de la pieza. También se usarán las líneas continuas gruesas para representar las generatrices límites o de contorno aparente de una superficie cilíndrica, cónica o esférica.
  • Continuas finas, se emplean para representar líneas de cota y auxiliares de cota, líneas de referencia y rayados de cortes. También se usa en la representación de aristas aparentes o ficticias, esto es, aristas que han sido redondeadas y por tanto la arista ha desaparecido como tal. El grosor de estas líneas será el mismo que el de las líneas usadas para los ejes, es decir, la mitad del utilizado para las aristas vistas.
  • Línea de trazo, se emplean para representar las aristas o contornos aparentes ocultos para el observador y solamente en la vista o vistas en que esto ocurra. El grosor de estas líneas será aproximadamente el intermedio entre el destinado a las aristas visibles y el que se utiliza para los ejes de simetría. Cuando una arista visible coincida con una oculta, la primera prevalece sobre la última, con lo cual se representa con línea continua.
  • Línea de trazo y punto, se usan para representar los ejes de simetría, ya sea de simetría total de una pieza o parcial de alguno de sus elementos, el espesor de estas líneas es fino, debe ser aproximadamente igual a la mitad del grosor de las líneas continuas.

 

4. Croquizar una pieza

Croquizar una pieza es emplear ejes y distribuir las vistas en su cuadrante correspondiente. Cuando se hace a mano alzada suele usarse papel milimetrado.

Una forma generalizada de hacerlo a partir de una vista axonométrica de la pieza es realizando los siguientes pasos:

  • Trazar los ejes que determinan los cuadrantes donde vamos a dibujar las diferentes vistas.
  • Dibujar el alzado en el primer cuadrante.
  • Pasar las distintas medidas del ancho mediante líneas perpendiculares al segundo cuadrante para dibujar la planta de la pieza.
  • Con el compás pasar el ancho del perfil y las medidas adicionales al tercer cuadrante para dibujar el perfil de la pieza.

 

Ver ejemplo:

diedrico

 



 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame