La primera noche

Ya estás en tu casa, ¡por fin! tú y tu bebé. Este es un momento muy especial, por primera vez estáis solos. Generalmente esta noche los padres caen agotados por el largo periodo del parto, algunos bebés del gran agotamiento que han sufrido duermen la noche entera, otros necesitan el calor de la madre, y es lo único que necesitan, tu bebé al igual que vosotros necesitáis descansar.

lkjihj

Puedes decidir si dejarlo en una pequeña mini-cuna al lado de tu cama, o si lo prefieres también puedes dormir con él, no te preocupes ni tengas miedo por aplastarlo, las mamás están totalmente en condiciones de dormir junto su bebé, es el subconsciente; además de que por lo general puede que no pegues ojo en toda la noche, al contrario que el padre la madre por muy cansada que esté es muy probable que estés toda la noche despierta, contemplando a tu bebé y disfrutando de tenerlo a tu lado. Por las hormonas del parto, la excitación y la felicidad que le desborda en esos momentos, la madre estará toda la noche como un "perro guardián", alerta.

El bebé debe ir poco a poco acostumbrándose al mundo, a respirar, a tragar... todo es nuevo para él y la madre al mantenerse despierta puede vigilarlo con una atención especial, y por supuesto el bebé lo siente y hará que se sienta más seguro y tranquilo. No te preocupes si no puedes dormir, disfruta de este privilegio de estar con el bebé sin ser molestada.

Aunque no duermas, te recuperarás. Esta noche es muy importante para tu bebé, para el apego. Puede que te sientas insegura y con miedos, seguramente habrás pasado dos días en el hospital rodeada de médicos que te daban seguridad, y ahora estás en tu casa rodeada de incertidumbres y nerviosa. Pero ese sentimiento durará poco, estás preparada para todo esto. 

Las hormonas que se desprenden en el parto durarán en la sangre de la madre los dos o tres días siguientes a dar a luz.

                                                                 lkhj

No hace falta cambiarle los pañales al bebé la primera noche, el bebé claro que defeca y orina, pero es tan leve que no es necesario, la mamá puede descansar con la única necesidad de calentar a su bebé y alimentarlo. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame